Entre todos somos uno

En Bloggers en Accion te queremos contar algo. Cliqueá en la imagen.

domingo, 22 de julio de 2012

Cristina: Y ahora está loca


Bueno, ahora resulta que los periodistas “objetivos, veraces e independientes” han descubierto que Cristina está loca. O en camino de serlo. 

Veamos: Según el DRAE, la locura es la privación del juicio o del uso de la razón. O lo que es lo mismo, estar desconectado de la realidad, vivir en el propio mundo interior. Por lo tanto, Cristina no sería capaz de darse cuenta de lo que la rodea. ¿En base a que circunstancias, hechos o dichos sostiene semejante cosa el “Licenciado” Joaquín Morales Solá?

Es muy fácil detectarlo: no está de acuerdo para nada con las políticas aplicadas por el kirchnerismo. ¿Desde hace cuanto vienen afirmando que está todo mal, que este Gobierno es corrupto, autoritario, dictatorial, y que lleva a la Argentina al abismo? 

8 años, días más, días menos. 

Y no es lo más grave, lo que me parece gravísimo es que lo dicen como verdad revelada, por lo tanto, indiscutible. (Actitud muy cuerda, por supuesto) ¿Se toman el trabajo los “objetivos” escribas de los medios hegemónicos de aclarar cuáles serían las frases o palabras que dichas en sus discursos probarían la “locura”? No. 

Simplemente dicen “verdades” como esta de Morales Solá: “Tres cadenas de radio y televisión en apenas cuatro días requieren de un gran concepto de sí misma. Más que la repetición, sorprende lo que dice. La Presidenta no les habla a los argentinos, sino que apela a sobrentendidos para agraviar o chacotear con el mundillo político. El exceso discursivo la empuja también permanentemente al error o a la confusión, justo a ella que era una obsesiva perfeccionista con sus apariciones públicas”. 

Aclarar cuáles son específicamente los “agravios, los chacoteos o los errores o lo que le sorprende”, bién, gracias. Y de ahí, a pasar a la crónica de una sucesión de enardecidas actitudes de Cristina para con la propia gente del FPV, hay apenas unas líneas de distancia. Y por supuesto, siempre bajo la misma premisa: todo lo que dice es verdad revelada, indiscutible. 

Lo que si es verdad, “Licenciado”, es que usted fue visitante de centros clandestino de detención durante el proceso genocida. Y ahora acusa.

Por carácter transitivo, resulta obvio que se arrogan para sí mismos, la posesión monopólica e indiscutible de la cordura. Este reciente “descubrimiento”, ¿tendrá algo que ver con la ya antigua posición opositora de los medios hegemónicos y sus escribas estrella? 

Yo sostengo que sí, que es una más de las operaciones a que nos tiene acostumbrados el monopolio. Pero tengo la impresión de que no logran prender en la gente un masivo rechazo por el gobierno de Cristina,  no logran desestabilizarlo con nada, ni la inflación, ni la inseguridad, ni la corrupción, ni las trabas a la compra de dólares, ni las corridas cambiarias y bancarias. 

Están en una especie de círculo vicioso, usan un tema y nos bombardean un tiempo con él y luego pasan a otro. En este caso que me ocupa, le tocó a la “locura” de Cristina. El sesudo análisis del “Licenciado” en Psicología Joaquín Morales Solá fue luego apoyado por el resto de los periodistas estrellas (Y “objetivos, veraces e independientes”, por supuesto). Como para darle más “seriedad” al asunto, ¿vió?

No se puede negar, creo yo, que hay en este tema de estar permanentemente yendo y viniendo por los distintos argumentos que nombré más arriba  para usarlos para esmerilar al gobierno algún dejo de esperanza. 

Lo digo porque comparo con lo que le pasó a aquel buen presidente que fue Arturo Illia, al que los mismos medios, y en algunos casos, los mismos periodistas, convirtieron en una “tortuga”, por su “lentitud para gobernar” en muchísimo menos tiempo del que llevan tratando de  esmerilar a la Presidenta. 

Considero que todo lo hecho por los medios hegemónicos en estos últimos 8 años, en otras épocas hubiera alcanzado para voltear 20 gobiernos democráticos. 

Repasemos un poco algunas de “las verdades científicas” desgranadas por el “Licenciado” J. M. S. Dice: “…y luego violó el secreto fiscal cuando expuso la situación ante la AFIP de un empresario inmobiliario que contó que el control de cambios fulminó su actividad.” 

“Licenciado”: ¿leemos el Artículo 101 de la Ley de Procedimiento Tributario? ¿Sí?

Dice lo siguiente: No están alcanzados por el secreto fiscal los datos referidos a la falta de presentación de declaraciones juradas, a la falta de pago de obligaciones exigibles, a los montos resultantes de las determinaciones de oficio firmes y de los ajustes conformados, a las sanciones firmes por infracciones formales o materiales y al nombre del contribuyente o responsable y al delito que se le impute en las denuncias penales. La ADMINISTRACION FEDERAL DE INGRESOS PUBLICOS, dependiente del MINISTERIO DE ECONOMIA Y OBRAS Y SERVICIOS PUBLICOS, queda facultada para dar a publicidad esos datos, en la oportunidad y condiciones que ella establezca. 

¿Quién estaría loco en este caso, Licenciado? ¿Cristina, que se mantuvo apegada a la Ley, ya que además los funcionarios están obligados a denunciar los delitos de los que se enteran, y la evasión es un delito, o usted, que miente descaradamente? 

En otro párrafo afirma usted: “Tiene hasta el vicegobernador Gabriel Mariotto en huelga”. Caramba, “Licenciado”, como ha cambiado de parecer, de elogiar a ultranza a un vice en “huelga” como Cobos, a quejarse de la “huelga” del Vice Mariotto. ¿Será una prueba de la  posesión monopólica de la cordura por parte de ustedes?

En el párrafo final de su “diagnostico”, “Licenciado”, usted pone lo siguiente: “El problema de la Presidenta es que no puede romper, ante sí misma, el hechizo de su relato. La aceptación de un solo error significaría la caída de todo el relato. Persistir en esa fantasía necesita de cantidades cada vez más grandes de cadenas nacionales y de mayores dosis de insoportable autoritarismo”. 

¿En el “hechizo de su relato” incluye usted al permanente reconocimiento por parte de Cristina a lo mucho que falta por hacer y a la aceptación de que la crisis mundial nos va a herir indudablemente? 

¿”Mayores dosis de insoportable autoritarismo”? Es ser autoritario no pensar como usted, ¿verdad? Y es “insoportablemente autoritario” no obedecer a “los mercados” ni hacer ajustes,  por sobre todas las cosas, “Licenciado”. También se ve que le resulta “insoportablemente autoritario” que Cristina explaye su pensamiento y defienda su gestión, ya que ese derecho solo le pertenece a Macri.  

Acusan ustedes de autoritarismo al Gobierno de un país en donde los periodistas “objetivos, veraces e independientes” dicen lo que se les antoja, incluso acusar de “desequilibrada” o corrupta a la primera mandataria, una mandataria que ha ganado su elección de manera legítima y por amplísimo margen, una mandataria que ha promulgado una Ley de Medios que elimina, ¡¡¡por fin!!!, el monopolio mediático mas obsceno que se puedan imaginar, garantizando así, por ejemplo,  que el espectro radioeléctrico se divida en tercios: uno para el negocio, otro para el Estado ( o sea, todos) y otro para las asociaciones sin fines de lucro. 

¿Conoce usted algún monopolio democrático, “Licenciado”? El que usted defiende, tampoco lo es. Un monopolio que provocó un festival de cautelares en contra de la Ley de Medios, cautelares respetadas a rajatabla por este Gobierno. Respetadas, y por supuesto, también apeladas, como es de legítimo y democrático derecho, mi estimado.

Pero claro, no creerles a ustedes, criticarlos, rechazarles toda la sucesión de acusaciones, es considerado por usted como algo autoritario. Pero no es así, Morales Solá, que el Gobierno los enfrente a ustedes, no tiene nada de autoritarismo, además de ser una cosa necesaria, absolutamente ética, una verdadera bendición, es un derecho natural que nos asiste. 

Algo a distancia sideral de la locura o el autoritarismo, por supuesto.

Por último, “Licenciado”, el odio de clase descomunal que ustedes sienten, ¿cómo lo juzgan? ¿Como “cordura”  o como la más rancia bajeza?

sábado, 14 de julio de 2012

Y la inseguridad volvió con todo (Y por culpa de Cristina, por supuesto)



Hace ya un tiempo largo que me vengo preocupando mucho porque veo a  la oposición mediática  corregida,  aumentada y recargada, que el 54% no ha servido para tranquilizarlos, esto es, para convertirlos en una verdadera oposición, con propuestas y mucho respeto, sin esa interminable retahíla de acusaciones de corrupción que se sustentan por sobre todas las cosas en la presunción de culpabilidad.
Presunción de culpabilidad que están usando a full con su actual gran preocupación: la inseguridad. Porque la “inseguridad” ha vuelto con todo, los hechos delictivos se suceden, y en muchos casos, son verdaderas tragedias, como el caso de los hermanos comerciantes asesinados en  Cañuelas. De esa lacerante tragedia a salir a afirmar por todos los medios “objetivos, veraces e independientes” que vivimos en un infierno de inseguridad medió mucho menos que un paso.
No intento negar la existencia de los hechos delictivos, por simple o grave que pudieran ser, mi pregunta, ya que de eso se trata, quiero preguntarle a los “insegurólogos” que es lo que llaman “inseguridad”
¿Qué es estar inseguros? ¿Cómo se comprueba tal estado? ¿Con que sistema se mide la inseguridad? ¿Quién homologó ese sistema? ¿Cómo probarían los “insegurólogos” que vivimos  en inseguridad?
¿Qué es vivir seguros? ¿La existencia o no de la delincuencia depende de un Gobierno? La seguridad, o sea, la calidad de seguro, estar libre y exento de todo peligro, daño o riesgo,  ¿es posible? ¿Es posible que exista una Nación que esté libre de todo peligro?

En la existencia de la “inseguridad”, ¿tienen algo que ver  el Poder Judicial y las Fuerzas de Seguridad?
¿Qué es lo que están pidiendo cuando le demandan a Cristina que haga algo por la “seguridad”?
Es algo repetido hasta el hartazgo por parte de los “insegurólogos” la necesidad de “mano dura” ya que esta es, según ellos, la “solución” al problema de la “inseguridad”: simplemente, matar, matar y matar a los delincuentes.
Según los “sesudos” análisis de los “manoduristas” si nos ponemos a matar a “todos los delincuentes”, se termina la “inseguridad”. A mí me parece que la decisión que un ser humano toma de convertirse en delincuente es algo que sucede en lo más profundo de su mente, y la existencia de la pena de muerte no va a hacer que un violador o un asaltante o narco decida no serlo.
Es más, creo que la existencia de la pena de muerte hace que se pongan más violentos los delincuentes todavía. Pareciera que los “insegurólogos” nos están diciendo que es posible llegar a la delincuencia cero, esto es, que no existan hechos delictivos.
 Que es también obligatorio y  posible asegurarle a cada habitante del país un guardia personal que lo cuide las 24 horas, que evitaría la comisión de delitos como el asesinato de los hermanos de Cañuelas. Lo digo porque está más que claro que nunca nos han aclarado que es la inseguridad, y, por carácter transitivo, deberían hacerlo con lo que es vivir en seguridad y como se consigue.
¿Nos aclaran cuantos delitos se deben cometer para sostener que estamos inseguros? Porque el Índice de Criminalidad marca 5,6 asesinatos por cada 100.000 habitantes para Argentina, lo que nos coloca a la misma altura que EEUU y segundos en Sudamérica detrás de Chile
.
Pero de este índice los “insegurólogos” no dicen nada, y mucho menos dicen que en los últimos 8 años fue en franca disminución hasta llegar al nivel actual.
¿Por qué razón insisten tanto con el tema de la inseguridad sin proponer cuál sería la forma de comprobar tal estado, cuál es la solución y muchísimo menos, un debate sobre que es en definitiva la inseguridad?
Por ejemplo, cuando aseguran que estamos inseguros, ¿nos están diciendo que todos somos asaltado, violados, asesinados?
También nos podrían aclarar si en la ecuación de la inseguridad incluyen a los millones de ciudadanos que diariamente no son víctimas de ningún hecho delictivo. Porque eso también es cierto, no solo son ciertos los hechos criminales. También es cierto que ante un acto delictivo, solo hay, para los especialistas en “seguridad” mediáticos,  un solo culpable: el Gobierno Nacional.
¿Y por qué? ¿Es tan así? ¿Entre el suceso criminal y Cristina no hay nada? Según los “insegurólogos”, no, solo el Per Saltum. No están las Fuerzas de Seguridad ni la Justicia, ni los gobernadores, ni nada.
Como prueba de “la inseguridad en que vivimos” nos suelen ofrecer en primer plano, los rostros y las expresiones de los familiares de las víctimas. ¿Cuál es el estado de ánimo de una persona a la que le acaban de matar un ser querido? ¿Ese estado de ánimo es prueba de “la inseguridad en la que vivimos”? Yo creo que es solo prueba del asqueroso uso político que de la desgracia ajena hacen los medios “objetivos, veraces e independientes”.
Acusar de manera directa al Gobierno por la “inseguridad”, sin tener en cuenta, por ejemplo, a uno de los poderes del Estado como es la Justicia (casi nada, ¿no?) ¿no es un hecho político?
La lectura que yo me permito hacer de esta conducta de los medios opositores es que Cristina tiene que estar parada las 24 horas en la puerta de cada casa del país cuidándonos a todos. Cristina es la culpable de que no se encontrara a los Pomar, ni tampoco al pibe que murió en el cuarto vagón de la tragedia del tren del Once.
Nadie tiene nada que hacer, ninguna responsabilidad le cabe a nadie, de todo es responsable el Poder Ejecutivo. Este es el mensaje que tiran los medios: estamos todos siendo asaltados, violados, robados, asesinados, y hay un solo culpable: El Gobierno.
Este mensaje es claramente político, con una profunda carga ideológica y de defensa de intereses muy concretos. No hay nada de objetividad, veracidad e independencia en la repetición permanente de los acontecimientos delictivos por parte de los medios y su consecuente afirmación de “inseguridad”.
Nos hablan y machacan constantemente con la “inseguridad”, pero no hablan para nada de sus posibles causas, fogoneos o complicidades, y mucho menos de sus mas que claros usos para el chicaneo político en contra de un Gobierno que odian.
Me permito recordar el caso de connivencia de la policía con los delincuentes, el de la Comisaría 49 de Villa Urquiza, (CABA). Aquí va un par de links pare refrescarlo
Porque a Cristina la odian, y es lógico suponer que en un debate, ese odio va a quedar muy claramente expuesto, y es también muy claro que no les conviene blanquear ese odio, porque al hacerse evidente, al aparecer la verdadera causa de la militancia en contra de la “inseguridad”, desaparece la “objetividad, la veracidad y la independencia” de la que los medios hegemónicos se auto arrogan ser los dueños monopólicos.
Por ejemplo, una pregunta que me gustaría hacerles a los “insegurólogos” es porque repiten por los medios hasta el paroxismo un hecho delictivo (si es grave, lo hacen mucho más). ¿Que piensan que produce el hecho de repetir durante horas un asalto o un asesinato durante varios días? ¿Buscan algún efecto especial o es simple casualidad que lo hagan?
Por otro lado, sería buenísimo que nos contaran si en el resto del mundo se producen hechos delictivos,  si por eso hay “inseguridad” o son simplemente hechos delictivos sin ninguna relación con el tema que tanto les preocupa.
Todos recordamos aquella noticia desparramada por los medios cuando, supuestamente, Aníbal Fernández había afirmado públicamente que la inseguridad “era una sensación” cuando en realidad  AF refería que  era el diario La Nación quién hablaba de “la sensación de inseguridad”, o sea que la tribuna de doctrina reconocía que en el tema de la “inseguridad” hay mucho, muchísimo, de construcción mediática.
Por ejemplo: El día 25 de Mayo de 2003, en nota editorial, La Nación ponía lo siguiente:
El gobierno de Néstor Kirchner que se inicia hoy enfrenta enormes desafíos. Recibirá un país con el más alto índice de desocupación de la historia, con híper endeudamiento externo, con un tejido social en peligro de quebrarse definitivamente, con una infraestructura que -como demostró el desastre de las inundaciones en Santa Fe- padece de un abandono de décadas, con una Justicia y una clase políticas cuestionadas, y con una sensación de inseguridad inédita.
Como es fácil advertir, la frase no está encomillada, o sea, es opinión del diario.
En otra nota editorial, estas ves de fecha de 17 de Mayo de 2003, decían lo siguiente:
Todos los delitos, ya sean los que cometen los particulares, los funcionarios o, más grave aún, los jueces, deben ser investigados prontamente, con idoneidad y eficiencia. Todo crimen no esclarecido ahonda en la ciudadanía la sensación de inseguridad que generan en nuestro tiempo la violencia callejera y la inacción policial. Pero esa percepción deviene en estupor cuando la dudosa actuación de algunos magistrados no es prontamente investigada y esclarecida. La demora en echar luz sobre esos episodios enturbia la silenciosa labor de la mayoría de los jueces y fiscales que, con su conducta, día tras día honran a la Justicia. .
Y el 27 de Abril de 2003, Mariano “Portazo” Obarrio se despachaba con lo siguiente:
Precisamente la desocupación, las demandas sociales, la actividad piquetera, el desorden callejero que impide el libre tránsito de las personas en la vía pública y la continuidad de los planes Jefes y Jefas de Hogar son desafíos clave para la gobernabilidad. Así como lo será la sensación de inseguridad individual que se apoderó de varios centros urbanos.
Por último, en otra editorial, de fecha 6 de Mayo de 2003 se puede leer lo siguiente:
Por causa de la singular trascendencia que le confiere el haber involucrado a una familia de reconocida actuación pública, el secuestro de Florencia Macri conmovió a nuestra sociedad, de suyo ya muy alarmada por el feroz recrudecimiento de los secuestros extorsivos. Se trata, sin duda, de una modalidad delictiva cuyos imprevisibles atropellos e insidiosas características incrementan en medida desoladora la hiriente sensación de inseguridad que embarga a la mayor parte de la población.
Hay en los medios hegemónicos una utilización política de los delitos, una muy sucia y artera utilización podemos decir. Mienten, descaradamente mienten e inventan. Por caso, podemos refrescar el tema de la denuncia que hizo Cristina sobre el dueño de la inmobiliaria que había sido reporteado por Clarín  afirmando que la “economía se estaba desacelerando”
Cristina lo denuncia como evasor, y ahí salieron los medios hegemónicos a decir entre otras barbaridades, que La Presidenta había violado el secreto fiscal, cosa refrendada por el Constitucionalista Daniel Sabsay, cuando el Artículo 101 de la Ley de Procedimiento Tributario, oh, casualidad! dice todo lo contrario a lo afirmado por el Dr. Daniel Sabsay y toda la cohorte acusadora:   No estan alcanzados por el secreto fiscal los datos referidos a la falta de presentación  de declaraciones juradas, a la falta de pago de obligaciones exigibles, a los montos resultantes de las determinaciones de oficio firmes y de los ajustes conformados, a las sanciones firmes por infracciones formales o materiales y al nombre del contribuyente y al delito que se le impute en las denuncias penales. La ADMINISTRACIÓN DE INGRESOS PÚBLICOS, dependiente del MINISTERIO DE ECONOMÍA Y OBRAS Y SERVICIOS PÚBLICOS, queda facultada para dar a publicidad esos datos, en la oportunidad y condiciones que ella establezca.

Link: http://www.dae.com.ar/leg/leyes/pro/pro06.html 

Mentir, siempre mentir. Si lo hicieron con algo que está a un clic de verificar como el artículo de una ley, como no van a manipular los hechos delictivos, que están, existen, son verdaderas tragedias muchos de ellos, y presentarlos como la irrefutable prueba de que estamos en un infierno. Y por culpa de Cristina, por supuesto.

lunes, 9 de julio de 2012

La profundidad conceptual de la oposición


O lo que es lo mismo: Manual para un perfecto anti-K


Esto que se puede leer a continuación lo copié de un blog  compañero, y no tiene desperdicio.

1) Ante la opinión de cualquier político K responder: Son todos corruptos.
2) Frente a una acción buena del gobierno: Deberían haberlo hecho antes.
3) Frente a una mala acción: Ves, no hacen nada bien.
4) Si no sesiona el congreso: No hacen un carajo.
5) Si sesiona y se vota una ley sólo con la mayoría K: Sólo hacen lo que les conviene.
6) Si se vota una ley en conjunto con otros bloques: Fueron todos comprados.
7) Si la presidenta no habla: No es posible que no diga nada.
8) Si habla: Es una yegua, no sé para qué abre la boca.
9) Si dice algo bueno: No me gusta su estilo.
10) Si dice algo malo: Es una Kretina.
11) Si el país anda bien: Es el viento de cola.
12) Si el país anda mal: Se roban todo.
13) Si aumenta la recaudación: Es todo para planes trabajar.
14) Si no aumenta tanto: Son un desastre.
15) Si se nacionaliza algo: Se avasallan los derechos privados.
16) Si se terceriza algo: El estado debe hacerse responsable.
17) Si aumentan los impuestos: Son unos chorros.
18) Si no se cobran los impuestos: Este país es bananero.
19) Si en algún momento obtuvieron el 22%: No se dan cuenta que no los votó nadie?
20) Si en algún momento obtuvieron el 54%: Son los votos cautivos.
21) Si hay una noticia desfavorable en un medio: Es la verdad.
22) Si hay una noticia favorable en un medio: Está comprado.
23) Si una persona es favorable al gobierno: Está comprado o tiene un plan trabajar.
24) Si una persona es opositora, tiene la posta.
25) Si el político K es de la vieja línea: Pertenece a los corruptos de siempre.
26) Si el político K es joven: Es un paracaidista de la Cámpora.
27) Si se hace algo bueno: Es un curro
28) Si no se hace algo bueno: No hacen nada.
29) Si dejan hacer un piquete: No se puede vivir así.
30) Si reprimen un piquete: Son unos intolerantes.
31) Si se paga la deuda externa: No es posible pagar con el país como está.
32) Si no se paga: No podemos estar aislados del mundo.
33) Si el dólar baja no somos competitivos.
34) Si el dólar sube, nos vamos a la mierda.
35) Si controlan: Son chavistas
36) Si no controlan: Son irresponsables.




lunes, 2 de julio de 2012

La tercera etapa del kirchnerismo


Nuevamente cuento con la colaboración de este joven militante Daniel Tilca. Un verdadero placer, en verdad.

Hemos entrado en la tercera etapa del kirchnerismo, un proyecto de país que comenzó en 2003, tuvo la capacidad de obtener el apoyo de las masas populares del pueblo, manteniéndose hoy en pie y encaminándose hacia su profundización. Este proyecto, que actualmente encabeza Cristina, transformó la realidad mediante la inclusión social, la vuelta a la participación política de los jóvenes no por dinero sino por convicciones, la redistribución de la riqueza, la ley de medios, entre tantos.

El festejo del Centenario de 1910 fue protagonizado por la burguesía y la clase alta, en medio de un país con estado de sitio, huelgas, pobreza, en el cuál ni siquiera estaban articuladas las ciudades, dónde no teníamos una calidad democrática previa. Podemos visualizar todo lo contrario en el Bicentenario del 25 de Mayo de 2010: fue el pueblo quién salió a la calle, 6 millones de personas en 3 días que no fueron llevadas allí por el gobierno, sino por su propia voluntad, la voluntad de demostrar su amor hacia la patria. Calles colmadas de banderas argentinas, ni siquiera un incidente, miles, millones cantando el himno, muchísimos otros festejos, todo esto demuestra el cambio de paradigmas que comenzaron a darse desde 2003.

Estamos en la época de profundización del modelo nacional y popular. Un claro indicio de cómo debe actuar la juventud ante este proceso histórico, es el lema “Unidos y Organizados”, proyectado en Vélez el 27 de Abril. Esta corta frase, tiene en sí mucho contenido, siendo bastante abarcativa. Como dijo Cristina el 25 de Mayo, debemos apuntar principalmente a la unidad: “una unidad nacional entendida no como estar de acuerdo o hacer lo que quiere el gobierno, sino entendida como que no puede haber nada más importante que los intereses de la Nación, los intereses de la patria”. Las distintas agrupaciones de militancia llevan a cabo la organización y formación de las masas, de manera que se pueda articular en común. Cómo decía Perón, “no se puede conducir una masa inorgánica”.

En ésta profundización se toman en cuenta distintas modificaciones que deberemos tener a nivel nacional, como la reforma constitucional, o a nivel provincial, por ejemplo, se debate el tema de la educación laica y la educación sexual (es lamentable tener que seguir debatiendo cuestiones que ya se resolvieron hace bastante tiempo en la mayor parte del país). El objetivo principal es poder organizar al pueblo, activar su participación en la toma de decisiones democráticas. A partir de la unidad podremos lograr la organización.

La formación política en ésta etapa es fundamental, ya que en muchas provincias, como Salta, la oligarquía sigue manteniéndose al poder, continúa ocupando los cargos públicos. Nuestro fin debe ser desbancarla, y para ello, como juventud, tenemos que estar bien formados, ya crecimos cuantitativamente, ahora tenemos la obligación de progresar cualitativamente, demostrar que somos capaces de continuar el proyecto y plasmarlo en nuestras provincias y municipios. Como decía Néstor: “A los jóvenes les digo sean transgresores, opinen, la juventud tiene que ser un punto de inflexión del nuevo tiempo”.

Decisiones claves como lo fueron la ley de tierras, el estatuto del peón rural, la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, la nacionalización de YPF, la ley de identidad de género y la rescisión del contrato a TBA, marcan claramente el rumbo que tomará el país durante estos 3 años y medio que quedan de gobierno, buscando como objetivo una Argentina para todas y todos, con libertad, justicia y soberanía.

Por Daniel Tilca