Entre todos somos uno

En Bloggers en Accion te queremos contar algo. Cliqueá en la imagen.

domingo, 28 de julio de 2013

Jaime y los "accidentes" de Once y Castelar.

Acaban de dictarle la prisión preventiva a Ricardo Jaime a raíz de la veintena de causas que tiene en la Justicia. En cierta medida, a mi me resulta un tanto sospechoso el momento elegido para encarcelar a un ex funcionario del kirchnerismo por más que tenga sobre sí la sospecha de que se robo todo.

Todos sabemos que un individuo jurídicamente es inocente hasta que se pruebe lo contrario, pero ese es apenas un detalle insignificante para al menos una parte muy significativa de la sociedad argentina, al menos si de kirchneristas se trata. Me atrevo a asegurar que entre los seguidores de Clarinación y Lanata no vamos a encontrar a nadie que acepte que Jaime puede estar siendo víctima de una de las tantas operaciones mediáticas que le hacen a diario al kirchnerismo en general.

Y que nadie me diga que soy un delirante ultra K, ya que ejemplos sobran de lo que digo. El más reciente de todos es el caso en el que fue involucrado Luis D'elia por parte del equipo de Lanata, operación que quedo a la vista de todos con el video-cama que publico el mismo dirigente de MILES.

Y si nos vamos unos años para atrás podemos encontrarnos con el caso de "Los pollos de Mazzorin" durante el Gobierno de Raúl Alfonsín, que consistió en una operación llevada a cabo por los productores de aves con Cargill a la cabeza y vehiculizada con y a través de Clarín y La Nación y que consistió en "denunciar" que una importación de 38.000 toneladas de pollos fue con aves podridas.

En realidad la importación la decide Alfonsín con la intención de hacer bajar el precio del pollo, y le respondieron con esa operación, que debo confesarlo, yo por supuesto también me la comí enterita. Y de resultas de esa operación, 7600 toneladas de esos pollos se tuvieron que quedar en las cámaras en donde, es lógico que así fuera, se pudrieron. Al igual que el poco o mucho prestigio político y ético que Mazzorin pudiera tener.

También formo parte de la operación que “veraces" medios afirmaran que dichos pollos deambulaban en camiones durante la noche en busca de un lugar para ser desechados. Esto no tendría nada de gravedad si no fuera que tanto desde Clarín y La Nación y otros "objetivos" diarios se afirmara con “total seriedad y conocimiento de causa" que los pollos eran de la zona de Chernóbil.



Es fácil advertir que paso con el prestigio de dichos medios: se elevo hasta la estratósfera. Prestigio que hasta el día de hoy mantienen, aunque algo menguado, me parece. Operaciones hubo y siempre habrá de parte de los medios hegemónicos de Argentina.

Pero bueno, vamos a darles la derecha a los acusadores y denunciantes de Jaime. Pero de mi parte nunca les daré la derecha en cuanto a que son objetivos, veraces e independientes, y mucho menos que sean honestos.

¿Por qué? Porque los mismos medios y políticos opositores que cantan loas a la orden de detención de Jaime no dicen nada de la causa JP Morgan que esta plácidamente dormida por el Fiscal Flash Marijuan desde hace 5 años. Como tampoco dicen nada del procesamiento al que está sometido Macri, ya con pedido de fecha para juicio oral.

Y tampoco acepto que me digan que soy paranoico y estoy viendo conspiraciones hasta debajo de las piedras. De Narváez dixit: "lo que importa es quien se va en el 2015 y no quien viene" Ahí hay una clara actitud destructiva, se quiere defenestrar a este Gobierno y también a sus políticas a como sea, y si para eso hay que "olvidarse" de JP Morgan y el proceso a Macri, bienvenido sea este "ético y moral" olvido.

Y ahí no termina la cosa para mí. Los muertos del Parque Indoamericano me generaron dudas y comencé una búsqueda. ¿Y con que me encontré? Con los bulones que sujetan los rieles del Sarmiento aflojados totalmente en un tramo de casi 100 metros, con el incendio de un tren y la estación de Haedo, y ya un poco más cerca, los "accidentes" ferroviarios de Once y Castelar. Con 54 víctimas fatales entre ambos. Y por "culpa de Cristina".

¿Sera que quieren tapar los indicios cada vez más claros de que no hubo accidentes? Pareciera que intentan que Jaime con sus 20 causas tape Once y Castelar.

Y nada de paranoia. Simplemente hechos. En las filmaciones de las cámaras de seguridad del Sarmiento se pudo ver que previo al incendio de Haedo varios "pasajeros" accedían al tren con bidones. ¿Con agua? ¿Nafta tal vez? Y tanto en Once como en Castelar no se usaron los frenos ni la reversa para detener las formaciones.  Las pericias hechas públicas dejaron en claro que tanto en uno como en el otro los frenos funcionaban perfectamente.

Y la reversa funciona si o si, ya que al ser trenes eléctricos con girar una palanca los motores cambian el sentido de giro lo que bloquea las ruedas y con eso se frena a un tren en menos de 40 o 50 metros.

Y el análisis "objetivo" de la oposición como siempre termina en lo mismo: La culpa es de Cristina. Hechos y no paranoia. Hechos que tienen un solo y muy deseado final, y que es derrotar, destruir al Gobierno Nacional. ¿O acaso alguien desde el arco opositor tuvo al menos la delicadeza de plantearse siquiera la posibilidad de una falla humana?

Es, como dije en otro posteo, una nueva "revolución libertadora". Y alguna respuesta debemos implementar desde la militancia. Ya se hizo cuando la 125 a través de la creación de la blogósfera k, pedazo de nuestra historia militante nacional y popular tan bien contada por Aldo Ulises Jarma en su libro "Destripando lo sagrado", que por supuesto recomiendo.

Recordar el ultimátum que le diera el alma mater de La Nación Claudio Escribano a NK no tiene nada de conspiranoico, si no que se trata de no perder de vista los posibles porqués de algunos hechos. Y lo digo porque soy un convencido de que la casualidad no existe, al menos en política y menos de manera tan recurrente.

Sucedieron, suceden y sucederán muchas cosas malas en el país, y todo siempre se alinea perfectamente apuntando en una sola dirección: la culpa es de Cristina. No es natural, esa alineación es artificial. No cabe duda que los Cirigliano usaron el dinero de los subsidios para comprar empresas a lo largo y ancho del país. Pero eso de ninguna manera puede justificar pasar por alto el hecho de que no se usaron los frenos y que el motorman del Chapa 1 acelerara hasta el momento mismo del choque.

De ninguna manera me resulta aceptable que es casual que estemos padeciendo una cerril y virulenta oposición y al mismo tiempo muere gente asesinada por represión de la Metropolitana y la Federal (Indoamericano y Mariano Ferreyra) a pesar de la claras directivas que el Gobierno Nacional ha dado a las Fuerzas de Seguridad de que no se reprimen los reclamos sociales.

Las multitudinarias y en la más absoluta libertad protestas de los caceroleros no me dejan mentir al respecto.

Y ahora aparece el fugado Jaime y el Juez decide eximirlo de prisión y hasta permitirle viajar al exterior. Pidiendo el permisito de los jueces, por supuesto.


¿Para qué ordenaron entonces su captura, internacional inclusive?

No hay comentarios:

Publicar un comentario