Entre todos somos uno

En Bloggers en Accion te queremos contar algo. Cliqueá en la imagen.

domingo, 28 de abril de 2013

El odio opositor


He visto el video en donde se muestra el incidente ocurrido durante la manifestación cacerola en una de las entradas del congreso Nacional. Según se puede ver muy claramente, un muchacho muy joven intenta impedir que un grupo de caceroleros rompan la puerta para entrar, (todo espontáneamente y en paz, por supuesto) vaya a saber con qué democráticas y pacíficas intenciones.

Hasta ahí todo bien. Pero resulta que el mencionado muchacho, al querer republicanamente impedir el atropello fue acusado de pertenecer a La Cámpora y comenzó a ser atacado de manera  verbal y aparentemente, también golpeado. Este joven no tuvo otra opción que salir corriendo para poder salvaguardar su integridad física. (Y tal vez su vida) Hasta aquí los hechos.

Ahora mi humilde interpretación. Que no es muy complicada. Tan enceguecidos están por un odio descomunal hacia el Gobierno de Cristina  originado y sostenido  en el secular odio de clases que siempre animó a los “biempensantes”, que no pueden apreciar ningún detalle, por claro que sea: el pibe era uno de ellos, estaba manifestándose por los mismo motivos que ellos, pero con el pequeño detalle que este militante del PRO no quería sacar los pies del plato. Manifestarse, si.  Violencia, no. Simple, muy simple.

Pero no lo pudieron hacer. ¿Por qué será? Para mí está muy claro que hay una materia prima orientada, esto es, educada hacia el odio y la violenta descalificación del distinto. Ahora, ¿de dónde viene esa educación? Me imagino que los primeros educadores que todos tenemos son los padres, luego la escuela.

Mencioné a la escuela porque la considero  como creadora-propaladora también de ese odio. Pero me resulta difícil visualizar a la escuela pública como tal. Reconozco que no me pasa lo mismo con la escuela de gestión privada. No cuento con información sobre los programas educativos de las escuelas privadas, lo que sí es de público conocimiento es que los caceroleros son en su inmensa mayoría de clase media, media alta y alta.

Alumnos, me atrevo a decir, en su mayoría, de colegios privados. ¿Tendrán algo que ver esos colegios en la preservación y transmisión de ese odio? No lo sé, pero no creo en las casualidades. ¿Estará incluido el odio en los planes de estudio de los colegios de gestión privada, en donde seguro estudian muchos de estos militantes del odio?

Igualmente, mucho no importan los planes de estudio, ya que pueden estar en regla y ser políticamente correctos, el eje está en el discurso que transmita la institución, el clima que se respire en sus aulas. Ahí puede estar la viralización del odio y ese discurso, ese clima no hace falta que esté en los planes de estudio. En parte, ya viene desde el clasismo que reina en muchas casas de clases media y alta.

Tal vez en realidad enseñen que todos somos iguales. Pero no lo creo. El odio de clase no es de ahora, no lo crearon los caceroleros, pero de alguna manera se retransmite. Una es la familia. El que odia necesita la destrucción del objeto de su odio. ¿Qué puede llegar a hacer un padre que odia a los pobres con respecto a los “valores” que le transmitirá a su hijo? Y la mejor manera de transmitirle a los hijos el odio es dándole un sustento institucional de indiscutible prestigio: La escuela.

¿Qué exagero con lo del odio? Ese odio existe y es harto visible. Repasen los sitios y foros opositores, a lo que se puede agregar los videos de los cacerolazos tomados por 678. ¿No alcanza? Nos vamos entonces a las denuncias del showman Lanata. ¿Qué actitud asumen los cacerolas ante esas denuncias, a pesar de lo burdas que son “las pruebas”?

Las toman como verdades reveladas, absolutas, como si fueran dichas por Dios. Sin ningún margen para una duda, por pequeña que sea. Y eso solo es posible si toda tus motivaciones están basadas en el odio.

Y por ese odio,  me surge decir una obviedad: Estamos ante una gigantesca operación mediática que apunta, en principio, a las elecciones de Octubre de 2013, y la campana de largada fue la “denuncia” de Lanata del domingo 14 de Abril de 2013 en su pozo ciego de PPT sobre la “ruta del dinero K”

Ahora, ¿Por qué insisten tanto con las denuncias en contra del Gobierno? Porque saben que hay en la sociedad una natural tendencia a pensar y dar por seguro que todos los funcionarios son corruptos. Y ahí  es que apuntan. Porque algo va a quedar después de tanto repetir y repetir que “los k son corruptos”.

Tenemos los reflejos condicionados. ¿Quién no se ha pasado gran parte de su vida despotricando diariamente contra todos los gobiernos?

No me digan que esta operaciones mediáticas no les recuerdan a un señor alemán. 

Pues entonces, ¿qué hacemos? Creo que los militantes que defendemos este modelo debemos estar muy atentos y participando, ya sea militando en la calle o en la web.

Y nuevamente voy a decir una obviedad: De aquí a las elecciones este intento de que algo quede en la sociedad va a ir en crescendo. Está claro que la mayor responsabilidad la va a tener Cristina, como siempre, ya que nunca le esquivó el bulto a las operaciones de Clarín y compañía.

Pero el ataque paroxístico al que nos van a someter, tanto al Gobierno como a los militantes (Recordar la demonización de La Cámpora) amerita intensificar las siempre profundas respuestas políticas que dio permanentemente Cristina (Ley de Medios, AUH, etc.)

Ofrezco como detalle revelador sobre las intenciones de la oposición político-mediática el sincericidio del  radical Ernesto Sanz, Senador Nacional:

“Ojalá esto siga hasta Octubre” (que todo está mal, dice él) “Porque a veces, pienso que si la economía mejorara un poco, ¿Qué pasaría con las elecciones?”


Porqué digo todo esto? Porque creo que ante la imposibilidad de dar un golpe de estado de los clásicos, están intentando dar lo que ahora se denomina un “golpe blando”. Y de ninguna manera estoy diciendo que la gente es estúpida, pero sí que hay mucha buena fe en cuantiosísima gente, y esa buena fe puede ser sorprendida por la parafernalia acusacionista del showman enardecido e insultador y sus congéneres.

Deliro con que tal vez el gobierno deba convocar a creativos para mejorar la publicidad gráfica, tanto de calle como en los medios, que me parece que es deficitaria y a la que considero muy importante, ya que no toda la gente ve Futbol para Todos ni lee a los  periodistas y medios defensores del modelo. Y un buen afiche puede dejar en claro que algunas acusaciones son solo operaciones políticas.

Porque publicitar bien las posiciones que nuestro gobierno defiende y aplica, y el 54% apoyó en octubre del 2011, es también profundizar  la política, es responder desde la sí-política, si me permiten la definición. Que quede en claro que no estoy hablando de que el Gobierno deba recurrir a “ultrahípersúperchequeadas cámaras ocultas” ni “documentos irrefutables” ni faranduleras denuncias. No, nada de eso. Hablo de aplicar mucha política, muchísima más política.

Por contraposición me permito traer a colación los supuestos viajes de Leonardo Fariña al exterior que son furor en algunos medios: ahora por el solo hecho de viajar al exterior se es sospechoso de la comisión de delitos. Esta es la no-política. Y si no es así, no queda más remedio que aceptar que habría millones de sospechosos en Argentina.

El “golpe blando” está en marcha, sostengo, y estamos fuertes, pero debemos tener mucho ojo con los aduladores de Goebbels y nuestros errores, porque es mucho lo que está en juego: La vida digna de millones de personas, nada menos.

Basta con mirar lo que los hermanitos mayores de nuestra oposición están haciendo en Europa.

sábado, 20 de abril de 2013

Periodismo para todos: Cualquier verdura. (Y si está podrida, mejor)

Debido al honor que me ha sido conferido por la República de Belize, certificando que mi blog El país querido es el número 1 del mundo, es que me animo a escribir este post. Muchas gracias, Gobierno de la República de Belize.

Recientemente, en el programa del periodista Jorge Lanata pasaron un video, supuestamente una “cámara oculta”, en donde aparecen dos personas, Leonardo Fariña y Federico Elaskar, hablando de lo que afirman, es la “ruta del dinero k”.

El video tuvo un rebote verdaderamente extraordinario, hasta incluso, creo, no puedo afirmarlo con seguridad, se hizo un programa especial en un canal sobre el mismo.

La verdad es que si estamos ante una denuncia de corrupción, está todo bien.

Pero hete aquí, que en lo personal, yo tengo una gran desconfianza sobre lo que Lanata pueda decir. Y dicha desconfianza me surge porque soy devoto de San Preguntasalgomolestas: ¿Por qué razón a los medios y periodistas opositores hay que creerles a pié juntillas todo lo que dicen?

Hasta ahora nadie me ha respondido.

Los susodichos, afirman que un empresario, Lázaro Báez, muy ligado al kirchnerismo, lava y fuga dinero en cantidades industriales, y que él lo sabe, Fariña, porque fue el encargado de llevar ese dinero al exterior, además de haber creado 50 sociedades fantasmas para el empresario Báez
.
¿Nunca les llamó la atención que los únicos corruptos según el “veraz” Lanata son siempre cercanos al kirchnerismo?

Yo sostengo que es otra operación mediática más del inefable showman Jorge Lanata. Desde hace un tiempito que venimos afirmando que se vienen operaciones mediáticas por docena, debido a que se vienen las elecciones legislativas. ¿Porque lo digo? Seguramente alguno me acusará de “ultra K” o alguna preciosidad por el estilo, pero me atrevo a decir que no es por eso.

Por ejemplo: no olvidar aquella frase “No hay gobierno que aguante 3 tapas en contra de Clarín”.

Soy kirchnerista, y por supuesto que he defendido, defiendo y defenderé el modelo inclusivo en aplicación, pero afirmo que hay algunas perlitas en el relato de Fariña que es conveniente repasar.

Primero que nada: el video tiene ya 18 meses. ¿Cómo es que siendo un delito tan grave y que reviste una importancia institucional indiscutible Lanata no acudió inmediatamente a la Justicia con tan descomunal aportación probatoria de la “corrupción K”?

Es más que obvio que se guardó “la cámara oculta”. ¿Las “pruebas” añejadas son más importantes, tal vez?

18 meses con “las pruebas” en su poder y lo único que se le ocurre decir es que “le parecía una locura que la Justicia no le hubiera reclamado los videos del programa”

En la “cámara oculta” Fariña afirma que para él era normal llevar millones de dólares al exterior. Era tan normal que afirma que 1 millón de dólares pesan 1,100 kg. Lamentablemente, la kirchnerista Reserva Federal de EEUU afirma que el palito verde pesa exactamente…10 kilogramos.

Como kirchnerista que soy, le creo a la Reserva Federal, por supuesto.

En otra parte del mismo acto probatorio, afirma que en un viaje de línea llevó 55 millones de las verdes maravillas. (O euros. Para el caso es lo mismo) O sea, un total de 550 kilos en verdes amores argentinos, ahora un poco difíciles de conseguir. Culpa de Cristina, por supuesto.

Según tengo entendido, (yo nunca viajé en avión) el peso permitido para un pasajero de avión esta alrededor de los 60 kilos, lo que a mí me da que algo de exceso tuvo este muchacho en su equipaje.

Reconozco que me llama muchísimo la atención este detalle. No está de más recordar que dicho testigo, en el programa Intrusos, a posteriori, aclaró que “Lanata me pidió ficción, y yo le dí ficción”. O sea, mintió. O arregló mentir. O se hizo el dolobu, como él dice, y lo terminó engañando al  ultrahipersuperchequeador  periodista Lanata.

Han salido, como era de esperarse, algunos en los foros a afirmar que el Gobierno les pagó a Fariña y Elaskar para que desmintieran sus dichos. Les doy la derecha, muchachos chequeadores. Pero ¿Y si fue exactamente al revés? ¿Si fue Lanata  (Magneto) el que pagó para que “le den ficción”?

Lo digo por la “prueba documental” presentada por el showman: El certificado otorgado por la República de Belize. Que se consigue en internet. ¿Si es todo tan cierto, para que necesita una “prueba documental”?

Pero la gran novedad en el país es que ahora es opositor. ¿Qué es invento mío? Lanata dixit: “Tenemos que sacar a esta gente votando a otra gente, pero esta historia no da para más. Que pierdan de una vez el inconmensurable poder que tienen y que nos está haciendo mierda. Voy a hacer todo lo posible para que esos pase (Operaciones mediáticas, bah) y yo les pido que hagan todo lo posible ustedes también”
O sea, hagan operaciones mediáticas ustedes también, che!!!

Lo dijo en su programa radial del día 25 de Marzo en Radio Mitre. Se agradece la honestidad, Jorge. Lo que es la objetividad, ¿vieron?

Por sobre todas las cosas, no hay que olvidarse que la “cámara oculta” se realizó en el departamento del conductor de PPT. Yo me pregunto: ¿así que Lanata te invita a su casa y te ponés a deschavar todos tus chanchullos así como así, sin siquiera tener un atisbo de duda en ningún momento? ¿O no sabía Fariña que Lanata ya estaba en contra del Gobierno? ¿No sabía que Lanata es periodista? ¿Y que todo periodista seguro que va a dar a conocer todo lo que le “confieses”?

O estaba, como el mismo Fariña afirma,  todo guionado, o este pibe es el Rey Universal de los Boludos. O sea, un tipo ideal para confiarle el lavado de tu dinero. Es más que fácil decir que “los K” apretaron a estos humildes muchachos para que se retractaran.

De hecho, el que se unió a Clarín obligado por Cristina, acusó a un par de periodistas de América de haber “hablado” con Zanini, el Secretario de Legal y Técnica de la Presidencia para arreglar la farandulización del “caso Fariña”.  Y se tuvo que desdecir al aire delante de Jorge Rial.

 Pero okey, démosle  la razón al Gran Chequeador. Pero si son tan inteligentes y suspicaces, ¿por qué no nos explican las causas por las cuáles el gran periodista argentino no ha podido probar nada en la Justicia?

Porque son todas operaciones mediáticas, mentiras de alguien que las viene haciendo desde hace un tiempito y que ahora blanqueó que es opositor. Y esta “cámara oculta” está en la misma bolsa.

Si es cierto que el converso defensor de débiles es un objetivo, veraz e independiente periodista, porque no nos ilumina con pesquisas referente a la investigación judicial concerniente al lavado de dinero de Magneto y Herrera de Noble, hecho denunciado por un ejecutivo del Banco JP Morgan y que además fue hecha pública por el diario Crítica (Sí, el de Lanata) en el año 2008.

Y no hubo cámara oculta, es cierto, pero si hubo un señor, ejecutivo él, que declaró que le sacó del país casi 150 millones de dólares a la dulce señora Herrera de Noble. O el incumplimiento por parte de Clarín de todas las sentencias judiciales en el tema laboral que tuvo en los últimos 10 años. O la negativa a tener Comisión Interna en la planta impresora del diario.

Hay temas de sobra para mostrar que es un “investigador objetivo” Este gordo infame y corrupto, carismático, pero infame y corrompido ejemplar de argentino piola,  es un operador al que me parece que se le está terminando la credibilidad, mas allá de sus seguidores, cada día que pasa menos gente le cree.

Por ejemplo, ya que es tan veráz, ¿Por qué no dice que ser investigado no significa ser culpable? ¿Por qué en el entrelíneas dejan bien clarito que precisamente, por ser investigados por la Justicia, son sin ninguna duda, culpables. ¿Por qué hablan de escándalo sin siquiera esperar la necesaria condena judicial?

Todo lo dicho mas arriba, por supuesto que no significa la negación de la posible existencia de bolsones de corrupción, mas en el tema de la evasión.

Y que el hecho de que Lázaro Báez haya cometido ese delito, no nos haga olvidar que en este país se estuvieron fugando 20.000.000.000 de dólares por año, y no creo que se pueda decir que solo Báez lo hizo. Por caso, recuerdo nuevamente los 150.000.000 de dólares fugados por los dueños de Clarín.

domingo, 14 de abril de 2013

Medios hegemónicos: Solo hay que creerles.


Mucho se ha hablado sobre los medios hegemónicos, y la mayor parte, desde el campo Nacional y Popular. Y lo digo orgullosamente, ya que los que hemos alertado sobre su poder sobre la sociedad hemos sido siempre nosotros, los que defendemos los intereses populares en general, y los kirchneristas, en particular.

Y sostengo que ese poder es usado por los medios de manera siniestra, ya que se utiliza para defender intereses de clase, que no está mal, tienen derecho a hacerlo. Lo que los convierte en siniestros es el simple hecho de autodenominarse como “medios objetivos, veraces e independientes” y no aceptar mostrarse como lo que verdaderamente son.

Me recuerda a aquel viejo dicho popular de que el principal mérito del diablo es hacer creer que no existe.
¿Pero es posible encontrar una forma de probar que dichos medios moldean la mente de la gente, que establecen lo que deben pensar, lo que debe ser tomado como de “sentido común”, lo que es cierto, a quién deben odiar?. (Recordar la demonización permanente de La Cámpora)

Yo creo que sí. Todos hemos visto, tanto opositores como los que defendemos el modelo, como se ataca sin piedad y sin descanso a este Gobierno. Un ejemplo más: me he enterado que un tal  Franco Lindner, periodista Jefe de la sección Política Nacional de la revista Noticias va a publicar en breve un libro intitulado: “Los amores de Cristina”.


Según mi humilde opinión, es indudable que la siguen viendo a Cristina como ganadora, lo que los lleva a no desperdiciar ningún excremento que anda girando por Internet, como son en este caso, los “amantes que tuvo Cristina”, algo a lo que muchos foristas opositores hacen referencia en sus post, como “prueba” de que es una “corrupta”.

Pero, ¿por qué recurren a este tipo de cosas? Porque hay una “verdad” instalada: “todo lo que decimos es verdad” ¿Instalada por quién? Por los mismos medios hegemónicos. ¿Y acaso ese dogma, que amplios sectores de la población aceptan sin el más mínimo atisbo de duda o autocrítica no es prueba suficiente de su poder?

Son sin duda el verdadero poder, ya que inculcaron  a la sociedad algo muy sencillo, pero a la vez muy poderoso: es obligatorio y necesario creer todo lo que ellos dicen, porque “ellos dicen siempre la verdad”.
 Ese es el eje que subrepticiamente, durante décadas, han inoculado en la cabeza de los argentinos. Nada puede ser discutido, nada puede ser negado si es dicho por ellos. Por eso insisten con sus acusaciones e “investigaciones”, como la del “periodista” de Noticias Franco Lindner. Siembran en un terreno que saben es muy fértil.

Este “nosotros decimos siempre la verdad”, metido en muchas cabecitas argentinas, está acompañado del que todos los que no piensan y actúan como ellos, somos muy malos. Si les crees y apoyas sus políticas, sos un santo, si no, sos un demonio corrompido.

Y eso es detentar verdadero poder. Y muy antidemocrático, y al que le podemos poner un nombre: presunción de culpabilidad, verdadero engendro barbárico, ya que para que sea posible vivir en una sociedad civilizada, solo vale la presunción de inocencia.

Y hay más. Prejuicio. (DRAE: Opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal)

¿Les suena? ¿Ejemplo? “Los peronistas son unos negros de mierda, planeros y choripaneros que van a las manifestaciones porque les pagan”

Y hay una pequeña y vieja historia que muestra la realidad, triste realidad generada por la profunda penetración del prejuicio en nuestro país.

No me digan que no la conocen: “a esos negros de mierdas les dieron departamentos gratis y utilizaron el parquet para hacer asado”, “verdad” instalada en nuestra historia sin posibilidad de ser discutida. ¿Y de donde vino esa “historia”? Vino de esos medios “objetivos, veraces e independientes”. Y fue tomada al pié de la letra por todos los “biempensantes”.

Sin embargo, podemos intentar un análisis, muy elemental, sobre el “asado hecho con parquets”. En este caso, estamos hablando de madera impregnada con alquitrán, y muy seguramente, también de cera. Al ser encendida, como cualquiera sabe, todo fuego emite humo, y en este caso, es humo con los componentes altamente venenosos del alquitrán y la cera, humo que impregnará el “asadito” pasando este de ser una de las tradiciones más amada en Argentina a convertirse en un simple veneno.

Sin embargo, que los “negros de mierda” se hacían el asadito con el parquet, es, para los biempensantes  es una “verdad” que no tiene disputa. Y esa imposibilidad de darse cuenta de algo tan simple como es el hecho de que el humo del alquitrán es venenoso, es producto del prejuicio, prejuicio instalado desde esos medios convertidos en gigantescas  máquinas de expeler excremento, que al decir del periodista Jorge Lanata, son los “más débiles”

¿A esta vieja historia, claramente demonizadora, (Volver a comparar con La Cámpora hoy) alguien de los medios “objetivos, veraces e independientes” la tomó y explicó que no es muy conveniente hacerse un asadito con dicha madera? No, absolutamente nadie.

Prejuicio y demonización van unidos por siempre, por que han sido paridos por la misma matriz: el odio irracional y monstruoso de una clase social y sus medios periodísticos que los tienen como arma de lucha política.

Y teniendo como “ideología” solo un montón de prejuicios, demonizaciones  y “verdades reveladas” es imposible hacer política, por más que esa oposición pida “diálogo y consenso”. ¿Qué diálogo y consenso es posible lograr con gente que afirma tener  la “verdad absoluta”?

viernes, 5 de abril de 2013

Otra vez Macri...perdón, sopa


Llovió en Buenos Aires. Y se inundó la ciudad. Bah, como ya sabemos que pasa siempre.

Lo que también pasa siempre son dos cositas más: Macri nunca está y cuando aparece su primera frase siempre es: “La culpa es de Cristina”. Y la segunda: “Déjennos gobernar”.

Nuevamente acusó al Gobierno Nacional de trabarle el acceso a créditos internacionales, única manera, dice él, de poder hacer las obras que faltan, ya que, según sus palabras, lo hecho es la parte de “obras chicas”.

A primera vista, a cualquiera le daría lástima que un simple Jefe de Gobierno, paradigma gestionario, no pueda desarrollar su actividad como tal. Pero no es así. A poco de poner la lupa sobre su actividad como Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires nos encontramos que el 20% de su tiempo como tal  lo ha pasado en vacaciones, y casi siempre, además, desaparece cuando hay un desastre como el que acaba de suceder, con 8 víctimas fatales.

Corremos la lupa hacia el tema del dinero para las obras, que según nos desasna el gran Mauricio, nos encontramos, que a pesar de las trabas impuestas por el Gobierno Nacional, la CABA ha sido endeudada por el PRO en 1.700.000.000 de dólares.

Todo un ejemplo de capacidad gestionaria, ya que no hay que olvidarse de la siniestra y profusa  actividad de Cristina impidiendo el financiamiento del paradigmático Jefe. Si seguimos acercando la lupa, nos encontramos con las obras que ahora están haciendo falta, se podrían completar con 130.000.000 de dólares.

Acerquemos más la lente: El PRO le entregó la concesión del WI-FI en las escuelas de la Capital a Clarín a cambio de la bonita suma de 250.000.000 de dólares. Parece que Cristina no es muy buena  impidiendo que Macri gobierne. 

Sigamos que hay más. El famoso Metrobús sobre la avenida 9 de Julio cuesta la módica suma de 250.000.000 de pesos. Tampoco ahí Cristina logró impedir nada. Un poquito más cerca la lupa: El Gobierno de la CABA entrega subvenciones por 1.750.000.000 de pesos a colegios privados, tanto privados confesionales católicos como privados no confesionales, incluidos colegios que cobran cuotas de…3.000 pesos.

Además, hace ya un tiempo, Macri advirtió que cosas como estas, podrían pasar tal vez varias veces todavía antes de “solucionar” el problema de las inundaciones.  A pesar de lo cual, contrato a 600 personas, (Cristina no le dejó contratar a más) que según sus propias palabras, “no dieron abasto” para atender a las…350.000 personas afectadas.  Aumentó el ABL, los peajes, los taxis. Y gobierna la ciudad más rica del país.  Además, no hizo mantenimiento previo tampoco, a pesar de contar con alertas meteorológicos desde una semana antes.

Estos son datos duros. No son opiniones. Y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Y por supuesto que yo saco las mías. Macri dixit: “¡Déjennos gobernar!” Sin embargo, según me parece, puede gobernar sin ningún problema, ya que endeudó a la CABA por un valor 14 veces superior al necesario para las obras del Arroyo Vega.

Otorga subsidios a colegios privados por más del doble del valor de dicha obra. Instaló WI-FI en las escuelas por el doble del presupuesto para las obras del Vega. Decidió hacer 15 Metrobuses, a pesar de los intento de Cristina por impedírselos, por supuesto.

El que está haciendo en la avenida 9 de Julio sale una cifra que si la multiplicamos por 15 (de puro malintencionado elegí esa cifra) nos da el dulce numerito de 3.750.000.000 millones de pesos, cifra que sobra para hacer varios Arroyos Vegas, que solucionarían de manera indiscutible el problema de muchísima gente, en cambio los “beneficios” de los metrobuses, sostengo que es algo a discutir y comprobar.

Plata parece que hay, ya que es más que conocido que subejecuta presupuestos, como por ejemplo el de reparación de escuelas, salud y educación…y el asignado a obras para las inundaciones, que de 250.000.000 millones de pesos para gastar durante el 2012, solo gastó…11.000.000 millones de pesos.

Lo que no hay es ganas de hacer las obras. ¿Por qué será? ¿A aclarado Macri públicamente en donde está el dinero sobrante de tantas partidas? Me parece que no.

Que mala suerte tiene la CABA, un Jefe de Gobierno que gobierna, malísimamente mal, pero gobierna, a pesar de que alega de que no lo dejan, que le echa la culpa a otros de los problemas derivados de su mala gestión y encima llueve en dos horas lo que debió haber llovido en todo un mes.

Opino que, por haber tomado las decisiones que ha tomado y que involucran siderales sumas de dinero, no necesita del Gobierno Nacional para obtener fondos para obras.

martes, 2 de abril de 2013

...Y nos piden mas diálogo


En la edición de papel del 30 de Marzo, La Nación pone en tapa una nota de Mariano De Vedia titulada: La Iglesia reclama más diálogo y poner fin a la descalificación.


Algo que nunca está de más, por supuesto. El diálogo, digo. Porque hay muchos temas para dialogar. Pero yo, que soy un kirchnerista mal pensado, aposté a que la oposición en pleno no se daba por aludida en este “llamado a la cordura”. Y le acerté.

¿Alguien se topó con algún opositor que considere que tiene algo que mejorar en su conducta con respecto al gobierno? Seguro que no. Lo que sostiene la oposición es muy simple, (como todo lo que sostiene): La culpa por la falta de diálogo en el país es exclusiva culpa de la “yegua”, “vieja chota”, “hija de puta”, “medicada” y “dictadora” de Cristina.

“Objetividad” absoluta la de la oposición en pleno, como siempre. En lo personal, soy un convencido que para dialogar hay que presentar propuestas, y hacerlas públicas, para que no solo la dirigencia las debata, sino que el pueblo todo lo pueda hacer.

Y digo claramente propuestas, no eslóganes con los que todos sin dudas vamos a estar de acuerdo. Sostengo además que en los amorosos conceptos vertidos tan asiduamente por los santos franciscanos que ahora habitan en la oposición, tanto la mediática como la política, conceptos a los que me he referido más arriba, no hay mucho de propuesta y si mucho de un odio descomunal y descalificatorio en grado absoluto.

Por ejemplo, se me ocurre un tema para comenzar a dialogar: ¿cuál sería el porcentual de la renta nacional que debería quedarse el asalariado? O ¿desde cuándo y porque existen la pobreza y la miseria en el mundo?

Otro temita interesante para empezar a dialogar es la igualdad social. ¿Qué piensan de la igualdad? ¿Están de acuerdo? Si lo están, ¿cómo se consigue? ¿En qué estarían dispuestos a ceder para llegar a la igualdad? Si no están de acuerdo con la igualdad, ¿porque no lo aclaran cada vez que piden diálogo?

Está claro que tienen su “razones” para tal odio. Inflación, por ejemplo. Odian a Cristina porque la inflación se “come el salario”. Es llamativo ver como defienden el salario aquellos que en realidad lo tienen que pagar, y de paso, aumentan los precios, no diciendo nada por supuesto de algunas de las posibles causas de tal inflación, como por ejemplo, La Inflación de Demanda, La Inflación Autoconstruida y la actividad política (a través del aumento de precios) como opositores de los formadores de precios, esto es, las cadenas de supermercados y los monopolios productores de alimentos.

Sería genial que los “defensores de los pobres” se pusieran a dialogar sobre un viejo argumento esgrimido por ellos, conocido por todos: “Los salarios son inflacionarios” Por lo tanto, cada vez que hay un aumento de salarios, aumentan los precios en el mismo porcentual, lo que sin duda, “defiende” al pobre. ¿Estarán con ganas de dialogar sobre este tema especialmente?

Es conmovedor verlos quejarse de la pobreza. No me digan que no. Los que siempre dijeron que “los pobres son pobres porque quieren”, que son los mismo que aplicaron criminales ajustes en nuestro país con las consecuencias que todos sabemos, que también siguen defendiendo la necesidad de aplicar nuevamente un genocida ajuste en nuestra Argentina y defienden los que se están implementando en Europa, nos enrostran ahora “Cristina no hace nada por los pobres”. Por supuesto que nada dicen de las mejoras sustanciales acaecidas en el país en los últimos 10 años, algo que los “dialoguistas” pueden apreciar en esta esclarecedora nota publicada precisamente en La Nación:  


Salta a la vista, a mi parecer, la clara acción opositora de dichos monopolios u oligopolios, para ser más exactos, ya que los “inflacionólogos” no hablan tampoco nada sobre sus responsabilidades en la monstruosa evasión impositiva y fuga de capitales, y por sobre todas las cosas, no haciendo públicas sus estructuras de costos, algo que deberían hacer (y ser) publicas  ¿o no dicen que la “yegua”, “botóxica” y “medicada” de Cristina tiene la culpa de la inflación? ¿Porque se niegan a hacerlo? ¿O acaso no tienen razón?

Y que La Nación publique que esta fue una década ganada (dicho con muchos peros, desde ya) debiera llamarlos al diálogo, pero el odio es para toda la vida, señores.

Otro ítem productor del monstruoso odio a Cristina es la inseguridad. En este tema, también dejan cabos sueltos, como por ejemplo, dialogar sobre cuáles son las causas por las que pasan decenas de veces por día, en los canales “objetivos”, un hecho delictivo y las consecuencias que estas repeticiones podrían ocasionar en la psiquis de las personas que las ven.

Tampoco hablan del descenso del Índice de Criminalidad que ha sido muy pronunciado en los últimos 10 años, como tampoco nada dicen de que es, exactamente, la inseguridad y el “parámetro” que se utiliza para medirla, “parámetro” con el cual se plantan ante la sociedad con su “gran verdad revelada”: “estamos inseguros, y por culpa de Cristina, por supuesto”

 En suma, “el país esta camino al abismo, si es que ya no está en él”, “verdad” sin posibilidad de ser discutida esta que tienen en sus mentes los que reclaman “más diálogo”, reclamo que me suena un tanto contradictorio, ya que me parece que no se puede dialogar con “corruptos” ni “dictadores” ni mucho menos con quienes están absolutamente descalificados por ser “demoníacos”. ¿O están interesados en dialogar con el diablo? Qué raro, siendo tan santos y perfectos.

Y ni hablar de lo que les provoca el tema de los impuestos. Deberíamos aprovechar que están tan dialoguistas para que nos expliquen si los impuestos los pagan de sus bolsillos o están incluidos en el precio de producto o servicio que venden.

pareciera que hay algunos argentinos que ya se están salvando de la caída al abismo. Pero se están perdiendo el diálogo. En fin, nada es perfecto.

 Pero, bueno, se salvan de la crispación. Porque si hay algo que sobra últimamente en Argentina es crispación. Como el productor agropecuario de Entre Ríos que jaqueado por la crispación kirchnerista se vió obligado a cometer un “abuso de armas” a través de una inocente balacera de 23 disparos de alto calibre a un vehículo en el que iban 4 “demonios kirchneristas”, que  salvaron sus vidas gracias a que las balas pegaron en una respetable pila de papeles, que para colmo eran de la AFIP. Pero solo lo hizo para llamar la atención y comenzar a dialogar.

La Cris-pasión está haciendo estragos en la psiquis opositora, sin duda. Y puede terminar en algo muy desagradable.