Entre todos somos uno

En Bloggers en Accion te queremos contar algo. Cliqueá en la imagen.

martes, 19 de mayo de 2015

La bala de plata.

Recientemente, en el programa 678 comentaron, creo que Sandra Ruso lo hizo, que la famosa “denuncia” del “prócer nacional” Nisman  estaba pensada para ser presentada en Octubre de 2015, esto es, seguramente, un par de días antes de las elecciones.

Lo que iba a dejar al Gobierno Nacional sin tiempo para desarmar la operación, con un resultado de las elecciones que me atrevo a afirmar, adverso para el FPV y nefasto para la inmensa mayoría de la sociedad. Algo que, al menos yo no sé, pasó, hizo que la operación “denuncia de Nisman” se adelantara para Enero 2015.

Con el consiguiente beneficio para Cristina, ya que hubo tiempo de sobra para desarmar (¡una vez más!) una operación mediática-judicial detrás de la cual no me cabe ninguna duda están la CIA, el MOSSAD y los medios opositores y sus empleados dilectos, los políticos de la oposición en su gran mayoría.

Sin duda alguna me animo a sostener que de haberse hecho la denuncia en la fecha que originariamente habría estado planeada, las elecciones se hubieran perdido irremediablemente, algo que se puede comprobar poniendo atención en el dato de la baja de la imagen de Cristina mientras duró la operación “Cristina lo mató”.

No es paranoia lo mío. Esto de hacer una operación por parte de la derecha un par de días antes de una elección ya fue hecho en Brasil, y la víctima fue Lula, que gracias un video que “mostraba” como un militante del PT secuestraba a un comerciante perdió unas elecciones que como mínimo, se evidenciaban como muy pareja.

Yo no tengo ninguna duda de que van a hacer lo mismo para estas elecciones: 


Y en verdad me preocupa muchísimo eso. Si al FPV le tiran otro muerto el día viernes anterior a la elección de Octubre, en 48 horas no se puede voltear una operación por burda que esta sea. Nosotros, lo que llaman el núcleo duro del kirchnerismo podemos darnos cuenta de que es otra operación, pero debemos aceptar que el tercio que define toda elección es indudable que va a caer bajo el influjo del “fue Cristina”.

No se puede negar que no es mucho lo que se puede hacer para evitar las nefastas consecuencias de una operación de ese tipo hecha 48 horas antes de una elección. En realidad solo hay una cosa que se puede hacer, y es suspender las elecciones hasta tanto se aclare fehacientemente si “fue Cristina” la autora de esa muerte (o muertes) que no tengo dudas le van a tirar al gobierno Nacional en Octubre próximo.

Obviamente, la oposición saldrá furiosa a, valga la redundancia, oponerse furiosamente a una medida de ese tipo, con argumentos que son fáciles de imaginar. Pero si el grave hecho, que, repito, doy por descontado nos tirarán, va a justificar la sarta de acusaciones que lloverán sobre Cristina, es de cajón que la suspensión de las elecciones tiene que ser la consecuencia lógica y natural, la única respuesta posible, y no designar una nueva fecha hasta tanto no esté debidamente desarmada esa operación.

No es paranoia. Se trata de que de darse una derrota del kirchnerismo en octubre, dos terceras partes de la población quedaremos sin trabajo, sin futuro. Y tampoco es idea mía. El ajuste será brutal: “Que el valor del dólar lo fije el mercado” Macri dixit. Y el mercado no somos lo que quedaremos sin nada.

Ya no ocultan lo que siempre supimos. De acceder al sillón de Rivadavia Macri o Massa, van a aplicar las políticas que ya “disfrutamos” en los 90. Espero que ante una operación  tipo de los atentados de Once y Castelar en el ferrocarril Sarmiento el GN proceda inmediatamente a la suspensión de las elecciones por más que salgan hasta Magneto y Mitre a cacerolear en contra.

Hasta ahora todas las operaciones han sido volteadas tal y como corresponde, pero siempre hemos contado con el tiempo necesario para hacerlo. La versión, que ignoro si ha sido confirmada, de que “la denuncia” iba a ser presentada en Octubre, deja en claro que Clarín sabe perfectamente que sus operetas se caen a poco de andar, pero también sabe que en un principio dan resultado, resultado que es imposible revertir en 48 horas.

No soy ingenuo, sé que es una medida de extraordinaria gravedad, pero es mucho más grave 30 millones de argentinos sin trabajo, ni educación, ni salud. Es extremadamente importante y necesario que el kirchnerismo mejore al máximo su política comunicacional para hacerles conocer a todos y todas el trágico destino que nos espera si gana “el mercado”.

No sé porque, pero el reciente fallo de de la Cámara de Casación Penal de la PBA disminuyendo la pena al violador de un nene de 6 años, porque “el niño es homosexual” puede llegar a convertirse en un cañonazo en el pié para la Justicia, o mejor dicho, para la parte corrupta de la Justicia. El rechazo en la sociedad ha sido unánime.

Una excelente oportunidad para el candidato kirchnerista, ya que me parece que si Randazzo (Lo nombro a él porque es el que voy a votar en las PASO) propone una reforma constitucional para poder rajar a este tipo de “jueces” o impedir su ingreso a la Justicia gana caminando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario