Entre todos somos uno

En Bloggers en Accion te queremos contar algo. Cliqueá en la imagen.

martes, 5 de abril de 2016

Repasando algunas cosas del kirchnerismo.

La derrota del año pasado nos puso a la mayoría de los kirchnerista bastante autocríticos. Y con justa razón.

Ante esa derrota, a mí también me surgieron cosas. Como el tema de la política comunicacional llevada a cabo por el Gobierno de Cristina, que a varios nos pareció, y sigue pareciendo,  realmente muy mala.

La no utilización, a mi entender, de las Ciencias Sociales y la mercadotecnia para ajustar adecuadamente el mensaje a las necesidades y expectativas de la gente, es el error central de esa mala política. Y transcurrido ya mas 3 meses de la asunción de Macri, esa mala calidad comunicacional se está haciendo más evidente.

Junto a la mala comunicación también se está haciendo evidente un detalle más que llamativo en cuanto a la forma de gobernar del FPV, y es la inocencia con que se movieron en estos 12 años. Se gobernó como si estuviéramos viviendo en un país poblado de Carmelitas Descalzas desesperadas por apoyar a Cristina.

Es más que evidente que no fue así. Guillermo Moreno, en varios reportajes dijo que “hasta el 2008 no sabían que Clarín mentía”. Es terrible que un militante de la valía y experiencia del “polémico” diga semejante cosa.

Pero está bien, aceptémoslo y listo. ¿Y qué hicieron después? Porque a pesar de descubrir que Clarín miente, las mentiras del multimedios siguieron dándose. Las operaciones mediáticas-judiciales se llevaron a cabo casi a diario. Y está claro que fue con total impunidad. No creo que haga falta hacer una lista de las cuantiosas operetas llevadas a cabo por Clarín y su principal soldado, el corrupto Lanata.

¿Cómo puede ser que este sicario Lanata haya podido ir a Misiones y hacer una nota sobre “las escuelas rancho” y que no haya estado el kirchnerismo ahí filmando la puesta en escena de esa “denuncia”?

¿La respuesta a todas esas operaciones es fundar un instituto político? No digo que eso esté mal, es un muy importante primer paso, digo que a tal virulencia que no tiene ningún empacho en inventar que el dinero que se “robaba Kirchner” era “pesado” en vez de ser contado no se le puede responder con argumentaciones políticas.

La argumentación política es para la minoría que milita, la mayoría decide su voto de acuerdo con el mensaje que le tiran los medios hegemónicos, tal como quedó demostrado en las elecciones pasadas. 

Es contra fáctico asegurar que  las elecciones de Octubre 2015 se hubieran ganado de haberse filmado la puesta en escena de la denuncia de “las escuelas rancho” en Misiones hecha por PPT. Pero estoy seguro que en el mediano o largo plazo eso hubiera terminado en toma de conciencia para muchos, hoy absolutamente convencidos de “la corrupción k”.

Y ni hablar en cuanto a esas  acusaciones de corrupción. Acusar de la comisión de un delito falsamente está penado en Argentina. Por lo tanto, ante una acusación de corrupto, se puede hacer una denuncia a la Justicia. Y el Gobierno podría haber ordenado a la SIDE investigar. Es perfectamente legal hacerlo.

La pasividad con que el kirchnerismo aceptó esta lluvia de operaciones me asusta. Es pertinente traer a colación la matoneada llevada a cabo por Lanata y filmada por él mismo en un hotel de Cristina. Se mandó y matoneó a todo el personal, empezando por el gerente.

Y Cristina no hizo nada. Está perfecto que lleve a cabo un instituto de formación política, hace mucha falta, pero para enfrentar a estos tipos eso no sirve de nada, es poner una gota de agua en el mar.
Miremos si no lo que está pasando en Brasil. Se puede afirmar que es un caso único en el mundo de que un juez mediante una cautelar impida a un gobierno elegido democráticamente y portador de toda la legitimidad posible, nombre a un funcionario.

Otra inocentada fue no fundar medios con capacidad para autosustentarse. Tranquilamente se podría haber otorgado un crédito para la instalación de un sistema de cable a nivel nacional que hoy tendría no menos de 3 millones de abonados, dinero con el cual se podrían bancar un par de medios gráficos de alcance nacional. Y porque no, algunas radios también.

Y ni hablar si esas medidas hubieran sido acompañadas por la creación de cooperativas dedicadas a la fabricación de bicicletas, ropa, bazar, en fin, de todo aquello que se pueda vender a precios bajos y permitir quedarse con una porción importante del mercado que generarían además recursos para pagar pauta en medios afines. O instalar una cadena de supermercados.

Lo que nos pasó con Szpolsky y su socio, además de 678, Víctor Hugo y Radio Nacional y ahora Pedro Brieguer pone blanco sobre negro en el tema de contar con medios de comunicación afines y de alcance nacional.

Honestidad, toda, inocencia, nada. Y la vamos a pagar muy cara a esa inocencia. Ya son dos los locales del FPV atacados. Y en el segundo caso hubo dos chicas heridas. Sin mayores consecuencias, pero fueron heridas con balas de plomo. Están oliendo sangre. Y hasta el Papa ya lo ha advertido.

Tenemos que afinar la comunicación. Todos. Nuestros dirigentes y nosotros, los militantes. Pero sería muy bueno que nos dieran información desde arriba basada en profundos estudios sobre la sociedad argentina, sus deseos, sueños y creencias.

Uno de los aspectos a estudiar es el resultado que hemos obtenido dejándonos llevar a la discusión por los comentaristas anti k furiosos, esos para los cuales todo está mal, todos somos corruptos. Esos que nos acusan de toda las tropelías habidas y por haber y que cuando les respondemos destruyendo sus “argumentaciones” se hacen los boludos y corren el arco.

¿Sirvió de algo entrar en esa mecánica? Estoy sospechando que si sirvió, no fue precisamente a nosotros.

Creo que basta con ver cómo se comportan esos ultra macristas emocionales con el video de “la ruta del dinero k” en donde se ve a un grupo de gente contando una pila de dólares, y no se ve otra cosa, que quede claro eso, pero sin embargo, ese dinero que se está contando, para esta gente, “es dinero robado por Cristina”. Que profundo lavado de cerebro les han hecho.

No es posible advertir en dicho video, de quien es ni de dónde viene ni a quien fué esa fortuna, pero no hay ni un biempensante que dude de que “es dinero robado por la yegua”. Si esta actitud no es una actitud que se da gracias a un profundo y descomunal lavado de cerebro, ¿a qué se puede llamar lavado de cerebro entonces?

Y si esta actitud no alcanza para aceptar les han lavado el cerebro, no olvidar que somos la única cultura del mundo que regatea al revés. Caso tarifas de los servicios públicos: hace años que los mismos que ven, en el video de “la ruta del dinero k” a “Cristina robando”, piden que aumenten las tarifas.

Se los ve contentos, el regateo inverso les dio resultado.



1 comentario: