Entre todos somos uno

En Bloggers en Accion te queremos contar algo. Cliqueá en la imagen.

domingo, 9 de diciembre de 2012

La venda de la Justicia y Clarín


Y Clarín le sacó la venda a la Justicia. Es increíble. Pero es real. Tenía todas mis fichas puestas en el 7D. No crean que soy tan ingenuo de pensar que el 7 de Diciembre se terminaba el monopolio, no es así, pero la fecha tenía sí un gigantesco sentido simbólico: Se terminaba la protección legal a un monopolio como Clarín, que, como todo monopolio, es esencialmente corrupto y antidemocrático.

Tengo la sospecha de que el Gobierno ya sabía que se iba a dar así la cosa, ya que mandaron el Per Saltum al Congreso y se aprobó. Decisión más que acertada, sin duda basada en el exacto conocimiento de lo que haría la Cámara en lo Clarín y Comercial.

No puedo negar que me dolió como un golpe en las zonas bajas, pero también me pasó, como leí en un blog compañero, que me dieron unas ganas gigantescas de profundizar mi peronismo, mi kirchnerismo.

Cualquiera sabe que los subterfugios que existen para manejarse (y manejarla) en la Justicia son infinitos.

 Pero en este caso en particular, sin ser yo abogado, creo que hay algunos elementos más que interesantes al respecto,para repasar, como por ejemplo, la acordada de la Corte Suprema, en donde dejaba taxativamente aclarado que la cautelar del Juez “independiente” Carbone se terminaba, se caía, caducaba el 7 de Diciembre de 2012.

Por lo que se ve, Clarín ya tendría el fallo de la Cámara en las gateras, puesto que siempre dijo que el “7D no pasa nada”, aunque luego presentó, en un uso adelantado del Per Saltum propuesto por el Gobierno pero que todavía no estaba aprobado, un pedido de extensión de la carbonecautelar a la Corte Suprema, que esta rechazó tajantemente.

Bueno, fue una acción para distraer, ya que habían invitado  a los jueces De las Carreras y Recondo a disertar (a cocinar y pagar la cautelar) en un congreso en Miami, con todos los gastos pagos, por supuesto. Invitación hecha a los jueces que tenían que fallar sobre la ley que los contempla por puro amor a los bienes espirituales, por supuesto.

Pavada de disertación se mandaron los probos jueces que necesitaron 15 días en un hotel 5 estrellas para poder desarrollarla. Y sostengo que además de los gastos, estos jueces muy independientes recibieron algún favorcito más por parte del multimedios monopólico.
 Allá también hay bancos en donde se pueden hacer transferencias lejos de ojos indiscretos.

La pertenencia de algunos jueces al área de influencia de Clarín, (a través de su Departamento de Coimas y Afines,) queda más que rotundamente demostrada, no solo con el Juez De las Carreras, sino también con la Jueza Najurieta, ya que esta integrante del Poder Judicial es la esposa del uno de los abogados defensores de Cablevisión. ¿Más claro? Echarle agua.

O tener en cuenta que la SIP visitó a los jueces cuestionados en una reunión secreta, ya que no participaron representantes del Gobierno.

Y después acusan al kirchnerismo de “diktatorial” y de haber cooptado al Poder Judicial. Por mucho menos han acusado de lo peor al Juez Oyarbide.

Es fácil advertir que se sienten absolutamente impunes, no tomaron ni un mínimo de precauciones, ya que hasta una parte sustancial de los directivos de la ONG CERTAL, que pagó las “disertaciones”, pertenecen al Grupo Clarín.

También es obvio que con el cambio de la Corte de “la mayoría automática” de Menem no ha sido suficiente, fue muy importante el cambio, pero no bastó. Hay bolsones muy grandes de corrupción enquistados en el Poder Judicial, el caso del fallo de la Cámara en lo Clarín y Comercial deja sentado que una parte de la Justicia no tiene nada de independiente, sin que todo lo contrario, son cómplices, mandaderos de los poderes económicos, de los poderes que al igual que los jueces, no se someten al veredicto de las urnas, poderes fácticos eternos y por lo tanto intrínsecamente corruptos y antidemocráticos.

Y tenemos que controlarlos. Yo le creí, y le creo, a Cristina cuando dijo “vamos por todo”. Y al contrario de lo que interpretó la oposición mediática, no se refería a tener todo el poder, tal cual una dictadura, sino que habló de ir por lo que falta hacer.

Y una de las cosas que falta hacer es transparentar el Poder Judicial, sacar a esta cría corrupta, cooptada, no por el Gobierno como dicen, sino por los intereses corporativos.

Es conveniente repasar aunque sea por encima, los artículos 45 y 161 de la Ley de Medios, artículos que como todos sabemos, “eliminan la libertad de expresión” según el libertario denunciador de periodistas que cometen el delito de opinar en contra de lo que sostiene Clarín.

El artículo 45 se refiere específicamente  a garantizar los principios de diversidad, pluralidad y respeto por lo local se establecen limitaciones a la concentración de licencias”.

Esta posición defendida a rajatabla por el Art. 45 se sustenta en “el Principio 12 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la Presencia de Monopolios u Oligopolios en la Comunicación Social y en el Capítulo IV del Informe 2004 de la Relatoría Especial, apartado D, conclusiones, las cuales señalan:
“D. Conclusiones La Relatoría reitera que la existencia de prácticas monopólicas y oligopólicas en la propiedad de los medios de comunicación social afecta seriamente la libertad de expresión y el derecho de información de los ciudadanos de los Estados miembros, y no son compatibles con el ejercicio del derecho a la libertad de expresión en una sociedad democrática”.

Muy claro el concepto, muy claro y demostrado mil veces por la realidad, demostración que estuvo a cargo por el accionar de los monopolios a lo largo y ancho del mundo y de la historia, por supuesto.

Y el Artículo 161 dice:

 “Adecuación. Los titulares de licencias de los servicios y registros regulados por esta ley, que a la fecha de su sanción no reúnan o no cumplan los requisitos previstos por la misma, o las personas jurídicas que al momento de entrada en vigencia de esta ley fueran titulares de una cantidad mayor de licencias, o con una composición societaria diferente a la permitida, deberán ajustarse a las disposiciones de la presente en un plazo no mayor a un (1) año desde que la autoridad de aplicación establezca los mecanismos de transición. Vencido dicho plazo serán aplicables las medidas que al incumplimiento —en cada caso— correspondiesen. Al solo efecto de la adecuación prevista en este artículo, se permitirá la transferencia de licencias. Será aplicable lo dispuesto por el último párrafo del artículo 41”.

Es fundamental dejar en claro que se está hablando de adecuación de medios audiovisuales, no gráficos, y que los medios audiovisuales usan ondas del espectro radioeléctricos, que son propiedad del estado, y no de ningún medio que las usa, ya que solo son permisionarios, inquilinos en realidad, y no tienen por tanto ningún derecho adquirido sobre las mismas.

Es como si un inquilino de un departamento, después de estar 5 años alquilando, se hiciera propietario del mismo por “derecho adquirido”. Una verdadera barbaridad, monopólica, si se me permite el término.

Es increíble tener que escuchar que entre nosotros y el grupo Clarín, el más débil es el monopolio.

Votamos a un Gobierno que ganó por casi 40 puntos porcentuales, Gobierno que prometió aplicar una ley que divide, democráticamente, el espectro radioeléctrico en tercios, (Para el lucro, el Estado y ONGs)  y aun así, con 12 millones de votos, el 54%, aun no se permite aplicarla. ¿Y por qué? porque el “débil” se opone.

¿Es democrático que una contundente mayoría no pueda aplicar una ley que es inclusiva, que genera espacio para todas las voces y que a la vez le pone un natural y muy necesario límite a los monopolios?

No.

Links:


La muy buena opción del Per Saltum  ya ha sido usada por el gobierno. Está en manos de la Corte Suprema, no sabemos qué van a decidir, aunque puede haber sido una señal positiva que la misma  rebotó por “inadmisible” el recurso presentado por Clarín  solicitando el rechazo al Per Saltum solicitado por el PE.

Sostengo que la compra de estos jueces por parte de Clarín es innegable, porque además, los han coimeado a la vista de todos, tal como están acostumbrados a una total impunidad.

Nuevamente se me hace presente una actitud que ya es normal en el kirchnerismo: profundizar la cuestión de HACER POLÍTICA, así, con mayúsculas, sin gritar, pero con gran orgullo y alegría. Y absoluto acierto.

Ahora, ¿Qué está buscando el Grupo Clarín? Ganar tiempo, es más que obvio. Pero, ¿para qué? Para desestabilizar, incendiando la calle, y para incendiar la calle, resulta un buen combustible parar la aplicación plena de la Ley de Medios, haciendo ver que el gobierno está débil, que es dictatorial, y de manera clara, también hacer notar que son ellos los que mandan.

Esta actitud, a la que disfrazan de “defensa de la libertad de expresión” tiene, sostengo, una parte muy positiva: La caída de la careta, tanto de parte del monopolio y las corporaciones como de alguna parte integrante de la familia judicial. A la parte “independiente” de la familia me refiero, por supuesto.

No está nada mal este caerse de caretas, pero tenemos, las mayorías nacionales, populares e inclusivas,  que aprovechar este bochornoso hecho para marchar, democráticamente hablando, hacia la transparencia total del Poder Judicial.

Está claro, que el gran éxito de Néstor y Cristina, la eliminación del partido militar, no les ha hecho perder, a los poderes corporativos,  las ganas de acceder al poder mediante golpes de estado, a los cuales pretenden llegar mediante otros caminos, como lo demuestra la asonada llevada a cabo en Paraguay.

“Golpe blando”, le dicen ahora. La misma mierda corrompida de siempre, en realidad.

Tal vez esté llegando el momento de pensar seriamente en movilizarnos masivamente.

Nunca menos, que tenemos con qué.

No hay comentarios:

Publicar un comentario