Entre todos somos uno

En Bloggers en Accion te queremos contar algo. Cliqueá en la imagen.

jueves, 16 de mayo de 2013

La República Macriñista de Buenos Aires


Ya todos estamos anoticiados del DNU de Mauricio Macri pergeñado para “defender y garantizar” la Libertad de Expresión y de Prensa. Por supuesto que no me voy a meter en el tema de si es constitucional o no, ya que ese es terreno de especialistas.

Simplemente voy a dar la opinión de un tipo de la calle, que no es abogado ni nada que se le parezca. Es la opinión de alguien que leyó un decreto y se encontró con algunas cositas que le llamaron la atención.
Pero considero que el tema más importante en referencia al DNU macriñista, no es el decreto en sí, sino las posibles motivaciones que generaron su presentación en sociedad.

Coincido plenamente con las afirmaciones vertidas por la Diputada de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti en el programa 678, en donde afirmó que la primera parte del decreto es algo con lo cuál estamos todos de acuerdo.

Y que el tema central viene después, en algunos pocos y llamativos artículos. Por ejemplo, el Artículo 12 dice, textualmente: 

"A efectos de favorecer la pluralidad y la diversidad en la emisión de expresiones, información, opiniones e ideas y ampliar el efectivo derecho de los habitantes y visitantes de la Ciudad a buscar, recibir y acceder información a expresiones, información, opiniones e ideas de su libre elección, los medios de comunicación aquí domiciliados, cualquiera sea su soporte o modalidad, estarán sujetos a leyes de defensa de competencia de carácter general que dicte el Gobierno Nacional, siempre y cuando no restrinjan arbitrariamente o irrazonablemente sus libertades de impresa, prensa y expresión.

"Pero estarán exceptuados de aquellas dictadas exclusivamente para medios de comunicación.

El subrayado es mío. ¿Y porque lo subrayé? Por qué es el hallazgo Jurídico del siglo. Es insuperable. ¿Hace falta explicar que es lo que se busca con semejante genialidad histórica?

Pero insisto con que no es mi tema la cuestión constitucional en este post. Intento apuntar a las cuestiones éticas y morales que llevaron al preclaro Mauricio Macri a sentar jurisprudencia universal con esa frase de apenas 11 palabras.

Da para cortar mucha tela en cuanto a las motivaciones, pero una es evidente: blindar a Clarín ante la Ley de Medios. Otra es que son el mal encarnado.

 Considero que este hallazgo jurídico del Mauricio da para ponerse un poco contentito, ya que podemos creer que tienen información que todavía nosotros no tenemos, como por ejemplo, que la Corte fallaría a favor de constitucionalidad de La Ley mas trabada de la historia argentina.

Sostengo a rajatabla que si bien la ley los obliga a desinvertir, de ninguna manera los va a eliminar de la vida del país, ni van a perder dinero, ya que pueden, como corresponde, vender a precio de mercado lo que tengan que vender. Hay otra cuestión en eso, y es la innegable pérdida de poder que esa adecuación les va a generar. ¿Y no quieren perder parte de ese poder porque son Carmelitas Descalzas? No, para nada, son todo lo contrario.

Son absolutamente inmorales, son absolutamente corruptos. Básicamente, lo son porque no quieren perder una parte del poder que tienen y que no les corresponde, ya que es un poder hegemónico, obtenido en componendas y operaciones mediáticas varias, que con 5 tapas en contra volteaban un gobierno. Y que un grupo de medios voltee gobiernos con sus tapas no tiene nada de ético.

Y a esto no debemos olvidar que gran parte de ese poder lo obtuvieron en la mesa de tortura, ya todos lo sabemos. ¿Qué tiene de ético la pesificación asimétrica que Duhalde le regaló al Grupo? ¿Qué tiene de ético  arrogarse el monopolio de la objetividad, la veracidad y la independencia?

No hay nada bueno en ese grupo y sus soldados. Son la pura maldad. ¿Cómo se justifica que durante 10 años se negaron a entregar un análisis de ADN para verificar si esos datos tenían coincidencia con los que hay  en el Banco Nacional de Datos Genéticos? Nada de insigne hay  en entregar ropa contaminada con varios ADN  a la Justicia por el caso de los hijos de la Sra. De Noble.

Nada honorable hay en acusar al por mayor a un Gobierno de corrupto, sin haber probado nada, y repito, nada, en la Justicia. Nada noble hay en dar por ciertas todas las acusaciones de corrupción hechas al Gobierno, tal como lo hace el Grupo a través de sus soldados.

Nada bienhechor hay en el hecho de que en ninguna publicación del Grupo se hable de los 5 años que hace que el Fiscal Marijuan tiene parada la denuncia sobre evasión y lavado de divisas  en la que están involucrado precisamente la totalidad del Directorio del Grupo.

Nada de benévolo hay en haber vendido acciones del Grupo a la Anses en $32,00 para que luego de 2 semanas esas acciones tuvieran un valor de $8,00 y que no fuera explicado el porqué de esa “caída”. Explicarlo ante la Justicia, por supuesto.

Es que son la derecha. Y es muy corrupto no asumirse como lo que son. No tiene nada de malo ser de derecha, sí lo tiene afirmar cotidianamente que son “objetivos”, algo que nadie es, porque la objetividad no existe, es una fachada que cubre posiciones ideológicas muy claras.

Son defensores de los privilegios de las clases altas, a las que eufemísticamente llaman “la gente” o “los mercados”. Repito, ya que estoy absolutamente convencido de eso: son el mal. ¿Qué se puede decir de un medio que logra de un Gobierno, como es el de Mauricio Macri, la prohibición del embargo de bienes de las empresas de medios, algo que es un derecho consagrado por Leyes Nacionales, con la excusa de la “libertad de expresión”?

Y que convierte en letra muerta a la Igualdad ante la Ley consagrada por la Constitución Nacional.
¿Qué se puede decir de un medio que tituló “La crisis se cobró dos vidas” cuando el cobarde asesinato de Kosteki y Santillán,  en un hecho documentado, además, por un fotógrafo de Clarín?

¿Qué se puede decir de un Jefe de Gobierno que emite un decreto con el que se pone por encima del Gobierno Nacional, ya que legisla sobre temas que son de incumbencia exclusiva del Poder Ejecutivo y del Congreso Nacional?

¿Qué se puede decir de los medios que como Clarín, apoyan ese DNU parido por Macri, que hasta quizás pueda ser acusado de intento de sedición?

La Constitución Nacional es más que clara al respecto en el Artículo 128.- “Los Gobernadores de provincia son agentes naturales del Gobierno federal para hacer cumplir la Constitución y las leyes de la Nación." (Y terminé metiéndome con la CN)

¿Qué exagero con lo de sedición? Repasen el Art. 16, donde el “defensor de las instituciones democráticas” se toma “la atribución” de desconocer el derecho a la expropiación por causa de utilidad pública que establece el Art. 17 CN.

¿Y lo que “establece” con el Artículo 21? Si lo cuento no me lo van a creer. Léanlo, aquí está el link:


¿Qué se puede decir que es Clarín que estuvo toda una semana prometiendo “mostrar la bóveda de Cristina” y termina mostrando un supuesto plano de la casa de la Presidenta y…una bóveda de utilería montada en el estudio del programa de Lanata?

¿Qué se puede decir de Clarín que no respeta los derechos sindicales de sus obreros, y no cumple con los pagos a los que lo condenó la Justicia Laboral?

¿Qué se puede decir de políticos, medios y periodistas que apoyan el no respeto a la CN y a una ley nacional, consensuada como ninguna me atrevo a expresar, como lo es la Ley de Medios?

Solo cabe decirles que son el mal.

Links relacionados:
http://splaza.blogspot.com.ar/2013/05/mauricio-te-la-soplaron-mal-es-grave-la.html

P.D. Con posterioridad a que escribiera este post, se conoció una noticia que deja un poco mas claro todo: Según la doctora Elisa Carrió, diputada nacional ella, el DNU ya estaba preparado desde Diciembre del 2012. 
Lo cual hecha por tierra que fué escrito por el peligro de que las denuncias de Lanata llevaran a la intervención de Clarín y sus secuaces. Lo tenían preparado para el caso de que se comenzara a sospechar de que la Corte Suprema estuviera por fallar a favor de la constitucionalidad de la Ley de Medios. 
Todavía la deben estar puteando en Clarín y en el PRO a la Carrió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario