Entre todos somos uno

En Bloggers en Accion te queremos contar algo. Cliqueá en la imagen.

lunes, 17 de agosto de 2015

Y pasaron las PASO

Y el kirchnerismo sacó el 38% de los votos. Algo menos de lo que yo hubiera deseado. Pero no está nada mal. Estamos mucho más cerca de ganar en primera vuelta que el otro kirchnerista, el de la última hora, el actual Jefe de Gobierno de la CABA, Mauricio Macri.

Que acentuó su pase, teleprompter mediante, al kirchnerismo mas duro, al ponerse a darnos una lección de Justicia Social a posteriori del triunfo de María Eugenia Vidal en las PASO a Gobernador de la PBA.

La verdad es que no puedo negar la sorpresa y la alegría por haber comprobado la importancia de la Justicia Social y lo poco que sabía yo de ella. Pero Mauricio me desasnó. Valió la pena haber vivido mis más de 60 años. Quién diría que un traga bigotes,  ladrón de adoquines y escuchador de conversaciones ajenas iba a enseñarme lo que es la Justicia Social.

Cosas veredes, Sancho…

Pero no puedo negar cierta desilusión al enterarme de lo que este adalid de la lucha de clases dijo en la reunión con el “círculo rojo”: “el valor del dólar lo  fijará el mercado”. Será que todavía me queda algo, o tal vez mucha, ignorancia sobre lo que es la Justicia Social, porque me pasa que considero que la fijación del valor del dólar a cargo del mercado es estar hablando de una brutal y genocida devaluación de no menos del 200% sobre el valor de la divisa verde… ahora en estado azulado.

O sea, estoy hablando de un dólar a $ 45,00 el día 11 de diciembre de 2015. Mega devaluación, megalicuación de salarios. A menos que se compense con un aumento de salarios igual de mega que el del dólar. Pero este profesor de Justicia Social no dijo nada en dicha reunión de esclarecidos notables.

Pero no podemos pasar por alto que dicho sector de notables son acérrimos defensores de la teoría de que “el salario es inflacionario”. Esa fijación del valor del dólar por parte del mercado no es otra cosa, según Mauricio, que llegar al verdadero y objetivo valor de la divisa, por lo tanto, si se compensara el aumento de precios fruto de tan justiciera apreciación, entraríamos en una indudable espiral inflacionaria.

Estamos entonces ante una muy simple verdad, entendible para cualquiera. El eje histórico del peronismo para Macri pasa por reducir los actuales salarios argentinos de promedio 800 dólares a muy poco más de 250 dólares per cápita. (Siempre y cuando el mercado así le parezca) Sostengo que mucha Justicia Social no hay en ese salario.

Pero no puedo negar lo inteligente del planteo del traga bigotes, ya que nos habla de “un punto de equilibrio”, algo que suena lindo a los oídos de cualquiera. Equilibrio es consenso, algo muy caro a las orejas independientes argentinas. Obviamente se cuida mucho el justiciero social de hablar a qué altura el mercado va a ubicar ese “punto de equilibrio”.

Créanme dos cosas: no es un dato menor este y es a la vez muy inteligente la forma de ocultar sus verdaderas intenciones la de este ultra k de última hora.

En el video recientemente puesto en circulación, en donde hablan Broda, Espert y Melconian, se puede advertir muy fácilmente que no defienden mucho a la Justicia Social, algo que es refrendado por el mismo Macri en su reunión con el poder real, con el poder que nunca va a elecciones.

La megadevaluación es el mecanismo base, y muy simple a la vez, de lograr el ajuste, el megaajuste en verdad .Algo de lo que no podemos tener ninguna duda de que es la verdadera y única intención de esaa basura sideral que son Macri, sus mandantes y partidarios.

Creo que todos en el kirchnerismo estábamos seguro que la oposición iba a terminar en una absoluta caprilización de su discurso, tal como pasó en Venezuela y de cuyos resultados Capriles y compañía realmente no se pueden quejar.

Me pasó con este giro de 180 grados de nuestra querida derecha genocida, evasora y corrupta que no pude evitar una sensación muy profunda de asco al escuchar, por ejemplo, a María Eugenia Vidal hablar de que “falta mucho para la Justicia Social en la PBA”. Pero bueno, yo solo valgo un voto, y tal vez a muchos les pudo convencer ese discurso peronista en boca de una histórica anti peronista.

Pobre país si  llega a suceder que gane el “neokirchnerismo”. Para refrendar lo del “amor” de Macri por la Justicia Social podemos poner el caso de la imposibilidad de abrir una sucursal del Mercado Central en Colegiales debido a una cautelar interpuesta por un funcionario… del Gobierno de la CABA.

Es dable recordar que el Mercado Central vende a precios un 40% o más inferior a los del resto de los supermercados. Vender al menor precio posible es algo que también forma parte de los valores peronistas, valores que el biempensante amarillo dice “haber aprendido escuchando a la gente”

Que le gusta escuchar a la gente ya lo sabemos. Está procesado por eso. Y se ve que no hace mucho tiempo que aprendió de los valores progresistas, ya que necesitó de la ayuda de un teleprompter  para recordarlos.

Este giro, que, repito, es muy inteligente, dejó la pelota en nuestro campo. Habrá que responderle también de forma inteligente, tanto desde el Gobierno Nacional como de parte nuestra, los blogueros k. Pagos o no pagos, por supuesto.

Y que no salte nadie, porque ya está reconocido por Mauricio que lo que defendemos está bien, por lo tanto, también está bien si a alguien le pagan por defender “las cosas buenas hechas por el kirchnerismo” Macri dixit, Bonelli.

Me pasa también con estos campeones del sentido común, que siempre los escucho quejarse  del déficit fiscal para el cual solo tienen una receta para solucionarlo, el ajuste brutal y criminal, y que nunca hablan de las posibles virtudes que pueda tener como solucionador de todo problema económico el aumento de la producción de riqueza. Aumentar el PBI, Mauricio. ¿Te suena?

Para hacerme entender un poco mejor. Si en nuestro hogar el dinero que entra no alcanza, tenemos a mano una primera solución muy simple, que es bajar los gastos, ¿no es así? Que además es la eterna y única receta del neoliberalismo.

Pero, ¿qué pasa si para solucionar ese faltante de efectivo en nuestra casa, vamos por el aumento del dinero que nos entra?

Mayor entrada de riqueza estoy diciendo. Lo mismo es aplicable a una nación. Si tenemos déficit fiscal, aumentemos el PBI, lo que va a aumentar la recaudación sin la menor duda. Y a eso tienden los subsidios y lo que antes era “clientelismo político” como la AUH.

¿Para qué nos sirve la riqueza de las naciones entonces? ¿Solo para pagar deuda eterna, perdón…externa? Parece que hay mucha gente en Argentina que piensa que estamos en este mundo solo para pagar deuda. Es el único sentido que se le puede dar a la vida, parece.

Es innegable que Scioli está mejor perfilado que el resto para ganar las generales del 25 de octubre, pero no lo demos por seguro, no hemos ganado nada todavía. Y la oposición, que ahora es kirchnerista, poco a poco está redondeando el mensaje justificatorio del giro. Giro que en un principio negaron rotundamente, por supuesto. Y a no dudar que pueden llegar a convencer a no pocos argentinos.

Pasó en Venezuela. Le pido al Gobierno Nacional, a mi Gobierno Nacional, que analice concienzudamente el que y el cómo va a responder a esta inteligente jugada de Durán Barba. Porque si no acertamos, después se nos vendrá el tiempo “del lloro y el rechinar de dientes”.

 Miseria y represión mediante, a no dudarlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario