Entre todos somos uno

En Bloggers en Accion te queremos contar algo. Cliqueá en la imagen.

domingo, 20 de septiembre de 2015

El clientelismo no existe, muchachos.

El golpe blando sigue su marcha. Con el agregado de que si no voltean a Cristina antes de Octubre se conforman, y mucho, con deslegitimar el eventual triunfo del kirchnerismo.

Además del “fraude comprobado “en las elecciones de Tucumán, tienen el “seguro fraude” en el Chaco, y por supuesto, el “fraude ya comprobado” en las nacionales de Octubre 25. Pero no es todo. Han agregado un nuevo elemento probatorio de lo deleznable del kirchnerismo, y es… ¡¡¡adivinen!!! !!!Siiiiiiiii!!!! EL CLIENTELISMOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!

El clientelismo, esto es, dar una ayuda antes de la elección, una práctica que no niego, pero que no sé hasta donde es realidad. O sea, ¿Está realmente tan extendida? ¿Alcanza a la totalidad de los pobres en Argentina? Yo siempre fui pobre, obrero para más datos, y solo una vez en mi vida recibí ayuda de un Gobierno, y fue durante el PAN de Alfonsín, (Programa Alimentario Nacional).

¿La gente que recibe “la bolsa”, cuando se mete en el cuarto oscuro, vota al que se la dio? Lo pregunto porque a pesar de haber recibido la caja PAN, yo no voté por Alfonsín. No vendí mi voto. ¿Se entiende? Creo que sí.

Yendo nuevamente al “fraude tucumano”, también me pregunto, la “gente clientelista”, ¿come solamente cada dos años? Porque de ser cierto lo que afirman los biempensantes, el clientelismo aparece, digamos, un mes antes de cada elección, y después, si te he visto no me acuerdo.
Aparte de afirmar que venden su voto, nos están diciendo que además de cagarse de hambre durante dos años, los clientelistas son unos tremendos boludos que votan al que los caga de hambre.  A mí, no me cierra ese razona-miento.

La cuestión entonces es que el mucho pobrerío que todavía hay en nuestro país solo se alimenta unos días cada 2 años. Acepten muchachada biempensante que no es muy creíble eso. El bolso existe, incluso ofrezco prueba fotográfica de que hasta la oposición macricanista los ha entregado en Tucumán. Con la diferencia que ellos sí lo hacen unos días antes de las elecciones, y el Gobierno Nacional, junto al Provincial, lo hacen permanentemente. Digo los doce meses del año, no solo el mes de las elecciones.


Queridos biempensantes, comprendo que se sientan superiores, pero que al mismo tiempo consideren que los que no piensan como ustedes son vulgares idiotas que no saben distinguir a un hijo de puta que los usa regalándoles una limosna una vez cada dos años, me parece que los coloca a ustedes como los únicos idiotas en este país.

Pero en realidad esto del clientelismo esconde alguito más, aparte de la deslegitimización del triunfo del FPV en Octubre. Y eso que esconde es el más viejo sueño del “republicanismo bien pensado”: el voto calificado. No lo pueden negar, eso es lo que siempre hubo detrás del anti-clientelismo.

Afirman sin ponerse colorados de que el pobre vota al kirchnerismo porque esta comprado. ¿O nos están diciendo otra cosa? Es una clara toma de partido por el pensamiento que declama que solo pueden votar aquellos que tienen  estudios universitarios o riqueza, elementos que prueban una “absoluta e innegable superioridad” que los habilita como los únicos para emitir ese voto impregnado de pureza, elevación espiritual y moralidad absoluta.

Pero para nada es así. Es todo lo contrario. Me atrevo a afirmar que quienes sostienen tamaña barbarie son lo peor que pudo dar la raza humana. Es racismo del más pútrido. Y a las pruebas me remito.

¿Acaso estos adalides de la “elevación espiritual” no aman y extrañan de sobremanera el “deme dos” de los milicos chorros y genocidas  y el uno a uno del bien amado neoliberalismo de Menem? Claro que sí. Y eso son seguramente dos valores espirituales, ¿no? Añoran la guita fácil y en abundancia. Y los sueldos bajos, para completar el triángulo perfecto de la espiritualidad republicana. Y PRO, para más datos.

Reclamar la eliminación de las retenciones, (Y votan sin pensarlo a quien se lo ofrezca) o de ser posible, de todo los impuestos, ¿en qué nivel de espiritualidad lo colocamos? Hablan de guita, muchachos, de cosa material, que deja en claro que solo les interesa la platita. Se quejan amargamente de la Inversión Social, a la que llaman “gasto desaforado” Ergo, se quejan por plata. Porque es lo único que ven. A pesar de que se desgañitan gritando que “hay que ayudar a los pobres”.  Hipocresía pura.

De acuerdo con ese criterio, también es clientelista el creyente, ya que, por ejemplo, un cristiano acepta a Jesús a cambio de un beneficio.

Odian al pobrerío.   Y si llegaran a ganar en Octubre, van a llenar el país de pobres. Más bien podemos decir, de gente en la última miseria, que es otra cosa muy distinta de la pobreza.

Estos republicanos PRO presentaron un pedido de anulación de las elecciones de Tucumán, pedido que fue concedido por la Cámara en lo Contencioso y Administrativo. ¿Y la Junta Electoral Provincial? La pasaron como alambre caído, cagándose en lo que dice la Constitución Provincial tucumana. Y a pesar de que la recusaron y fue aceptada la recusación y cambiado sus integrantes.

Y son tan repúblicos estos jueces que para justificar  la anulación de los comicios utilizaron como argumentos a varias notas periodísticas, entre ellas, por supuesto, una emisión de Periodismo para Todos, del “periodista” Jorge Lanata. (Sí, el de la bóveda que abre para adentro). Previa declaración de inconstitucional del artículo que les prohíbe meterse en otro fuero.


Las intenciones de esta gentuza están a la vista de cualquiera. Ganar las elecciones, pareciera que ya está claro que no van a poder, por eso se han largado a este operativo mediático-judicial, sobre las elecciones pasadas y futuras. Están jugados. Y van a sacar a su gente a la calle.

Pero primero van a buscar anular, “por fraude” las elecciones de ser ganadas por Scioli para dejar acéfalo al Gobierno Nacional, ya que el mandato de Cristina vence indefectiblemente el 10 de Diciembre de 2015. Y si las elecciones son anuladas, pongámosle caprichosamente, el 20 de Noviembre,  queda claro que no hay tiempo de llevar a cabo otras elecciones. Es lo que acaban de hacer en Tucumán, compañeros.

Y que nadie me salte con que soy un paranoico. En este editorial de Joaquín Morales Solá está la confesión de lo que tienen planeado hacer con las elecciones de Octubre venidero:


Compatriotas, no solo quieren hacer un ajuste. Vienen por algo más. Y ese algo más es sangre. Y mucha. Y ya sabemos quienes tendremos que ponerla. No olvidemos que los ideólogos e impulsores del genocidio llevado a cabo por el proceso de destrucción de la Argentina están todos vivitos, coleando, en libertad y con todo su poder intacto.


Muy recomendable: en el blog de Gerardo Fernández hay muy buena data y análisis del tema Tucumán:


Y en este link, tenemos al profe Quesada diciendo algo que suscribo:


Siempre han hecho gala del monopolio del honestismo absoluto. Y ese honestismo, es bueno advertirlo, viene con un claro metamensaje: Todo lo demás es corrupción. Es de lo que permanentemente han acusado al kirchnerismo. Cada hecho, cada ley, cada peso invertido y cada palabra emitida por alguien del FPV son inmediatamente fijados a la más despótica corrupción.

Y resulta que se ha hecho pública la situación de una empresa perteneciente a un candidato a diputado del PRO que venía haciendo contrataciones directas con el des-gobierno de la CABA. Empresa multipropósito, otro mérito del honestismo: crear empresas que hacen de todo. Y con un mérito mayor aún, sin empleados.

Encuestas, instalación de plantas de reciclado de residuos, clases de inglés. En fin, republicanismo honestista al palo. Y parece que no es la única empresa que contrataba trabajos bajo el decreto 556 que habilita la contratación directa…si hay hechos graves socialmente que lo ameriten. Como por ejemplo, hacer encuestas de satisfacción sobre la recolección de residuos en la CABA.

Y parece que hay más. Mucho más, en realidad. Por ejemplo, Macri, María Eugenia Vidal, Rodríguez Larreta y varios de sus ministros han sido denunciados por el propietario del Canal 4 de Misiones porque resulta que según las planillas de gastos de Mauricio ese canal fue favorecido con 700 millones de pesos en publicidad, de la que dicho canal no sabe absolutamente nada. ¿Se entiende, verdad?

Y lo que por ahora es la frutilla del postre: los 1.700 millones de pesos que el tragabigotes le pagó a la empresa TECHINT por no hacer la extensión del subte. Sí. 1.700 millones de veces sí. Le pagó esa honesta suma de dinero por no hacer el trabajo contratado.

¿Puedo ponerme a pensar que ese contrato hecho con Paolo Roca tenía incluida una cláusula, que obligaba a ese desembolso, de común acuerdo entre un grupo de vulgares chorros? Según leí no me acuerdo donde, estamos hablando de una obra que costaba 2.200 millones de pesos. Clarísimo todo.

Otro choripán de oro. El que recibió Paolo Roca, CEO de Techint, digo.

El clientelismo, tal como la presentan los puros de alma del republicanismo  PRO no existe. Y si existe, estamos todos inmersos en el. Porque todos votamos por intereses económicos, básicamente. 
¿El quilombo del 2001 fue por valores espirituales depositados en los bancos? Vaaaaaaamoooooooos.

Es fácil advertir que el humano es un bicho económico, cosa que estos corruptos adoradores de don dinero solo ven en un pobre tipo que no tiene para comer y que por supuesto acepta recibir un pequeño bolso con alimentos, que de tan obtusos y deshonestos que son en el lado magneto de la vida aseguran que le condiciona el voto.

Al cuarto oscuro se entra solo, muchachada opo. Y es muy posible que terminen votando en contra del que les dio el bolso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario