Entre todos somos uno

En Bloggers en Accion te queremos contar algo. Cliqueá en la imagen.

domingo, 8 de enero de 2012

Humilde respuesta y bienvenida a PLATAFORMA 2012



 Recientemente fue dado a conocer un manifiesto firmado por un grupo de intelectuales opuestos y muy críticos al Gobierno Nacional. Realmente es una muy buena noticia. Lo mejor que le puede pasar al país en general y al kirchnerismo en particular es que la nación toda se ponga a debatir, ya que, sostengo,  el peronismo se sustenta en profundos valores éticos y morales y tiene la suficiente altura intelectual como para afrontar  cualquier debate. Pero me parece que por desgracia, eso no se va a dar, no por falta de voluntad para debatir por parte del kirchnerismo, sino porque veo en este manifiesto más de lo mismo: acusaciones, acusaciones y más acusaciones, algunas muy graves, como la de que Cristina es una criminal,  como podrán apreciar al leer, en este link, el manifiesto:
 http://plataforma-2012.blogspot.com/


Promover el debate de ideas es algo en el que sin duda estaremos de acuerdo la gran mayoría. Y en el primer párrafo ya ustedes tiran una: “Escaparle a los efectos nocivos del discurso hegemónico”. Totalmente de acuerdo.
¿Cómo? ¿Que el discurso que ostenta  la supremacía es el del Gobierno? Para nada es así. El monopolio de la fabricación del papel para diarios lo tienen La Nación y Clarín. Este último  gracias a los aprietes que esa posición de “debilidad” le permitió, tiene 300 medios diseminados por todo el país. Pero por supuesto, es fácil darse cuenta que con 300 “débiles” medios es algo casi imposible lograr tener un discurso hegemónico.
Ustedes hablan de escándalos, y como no aclaran cuáles, algo raro en quienes hablan de promover debate, debo suponer que se refieren a las constantes y mediáticas denuncias realizadas por los enclenques medios como Clarín y La Nación.
Una de las primeras cosa que deberían ofrecer para el debate, son precisamente esas denuncias, ya que muchos sospechamos que son simples mentiras.
En cuanto a la construcción de un relato por parte del Gobierno, construcción a la que tiene un derecho inalienable, deberían aclarar cuáles son las razones en las que se basan para definirlo de mentiroso.
Aclarando un poco más: construir un relato, sea quien fuere el que lo haga, es un derecho humano básico, por lo tanto, se puede debatir el contenido que se le está dando a ese derecho, pero no el derecho mismo. Se desprende de vuestra afirmación que el relato verdadero es el de ustedes, entonces, ¿cuál sería el problema, y para que debatir?, ¿no les parece?
Transcribo literal: “No encontramos este ánimo en algunos trabajadores del campo de la cultura, a quienes hemos respetado y queremos seguir respetando, pero que al colocarse como voceros del gobierno han producido una metamorfosis en relación con su historia y su postura crítica”. (El remarcado en negrita me pertenece)
Preguntas: ¿solo se puede ser opositor?  ¿Cuáles son las razones y las pruebas de que se es oficialista a cambio de un pago? ¿En base a que se sostiene que solo siendo opositor se es independiente, veraz y crítico? ¿Cómo debemos entender el Estado de Derecho si ser oficialista no se puede? ¿Están dispuestos a debatir la existencia de los poderes fácticos? Esto es, ¿el poder de los bancos, de las grandes empresas transnacionales? ¿Debatiremos que hay intelectuales y periodistas trabajando para esos poderes? Este concepto, “oficialista no se puede ser”, ¿va a estar incluido en el  debate propuesto por ustedes?

El federalismo da continente a las actividades provinciales. Existe una total autarquía en los estados provinciales. Tienen sus propias Constituciones, sus propias Cortes Supremas, sus propias policías provinciales, etc. Sus propias responsabilidades, en suma.
Pero pareciera ser que han decidido, unilateralmente, la utilización de un tipo de  Per Saltum al que le agregan la presunción de culpabilidad, que parecieran ser “principios” muy arraigados en la intelectualidad opositora.
El Per Saltum porque de la ejecución de los crímenes por matones o policías provinciales, o asesinados en zonas liberadas para el accionar de criminales patotas sindicales, referenciadas en políticos opositores, pasan a Cristina como culpable de manera directa, no hay nadie en el medio que para ustedes merezca al menos un mínima sospecha de responsabilidad, ni hablar de culpabilidad.
Y la presunción de culpabilidad, aplicada con fruición solamente al Gobierno Nacional vendría a reforzar la objetividad, la independencia y veracidad del Per Saltum, ¿no?
¿Van a someter a estos “principios al debate? ¿Van a someter a debate sus críticas, tantas veces vertidas, a la política de no criminalización de la protesta social por parte de los Gobiernos de Néstor y Cristina?
 Acusan de criminal a Cristina, ¿no les parece que es algo muy grave? ¿Qué es algo que debería ser probado ante la Justicia? ¿Que debería ser debatido? ¿Reconocen que todas sus acusaciones son mediáticas y debatibles?
Coincidimos totalmente al ubicar a la carencia de tierras como un disparador de la desesperación de la gente. Y esa tierra tiene un propietario. Siempre lo tuvo, y son los pueblos originarios. ¿Qué les parece la idea de debatir que hacer con las tierras que están en manos de los integrantes de la  Sociedad Rural, por ejemplo? ¿O que proponen ustedes?
¿Por qué no proponen, de paso, como combatir el “proceso de concentración de la tierra y la soja-dependencia de los últimos 8 años”? Pareciera además que no importaría aclarar que la soja dependencia comenzó en nuestro país en 1996, ni tampoco aclaran si apoyarían una política que obligara a los sojeros a criar ganado, por ejemplo.
El explayar, el dar a conocer su relato, vuelvo a recordarles, es un derecho inalienable para cualquier ciudadano, derecho que con este manifiesto ustedes también están disfrutando.
La recuperación de 5.500.000 de puestos de trabajo, la Asignación Universal por hijo, la construcción de 800.000 viviendas, mas de 1700 escuelas, la entrega de 3.200.000 netbooks a alumnos de secundarios y 1.000.000 de decodificadores de televisión digital a personas en riesgo de exclusión, que también pueden sintonizar canales opositores, el incremento del PBI deja bastante claro que la única persistencia está dada por el lado de las políticas inclusivas.
Y claro que todavía falta. O levantar un país que estaba en la ruina como estaba la Argentina en el 2003 creen ustedes que se puede hacer en 24 o 48 horas. No. Puede llevar generaciones.
Cuando afirman lo de “relato disciplinador y engañoso” no hacen otra cosa que persistir en la tergiversación de la realidad social argentina: el relato del gobierno, al que, repito, tiene derecho de emitir, no es el único relato que hay en el país.
Los 300 medios en poder de Clarín y que son públicamente reconocidos como de su propiedad por el Grupo, prueban la falsedad de la aseveración. Baste repasar las tapas de Clarín y La Nación, los únicos medios hegemónicos, de los últimos tres años.
También podemos agregar los innumerables sitios opositores en Internet, medios periodísticos on line, la cantidad inmensa de editoriales en contra del Gobierno, tanto on line como en papel. ¿De qué hegemonía estatal están hablando?
Critican  la minería. ¿Hace falta aclarar que existe desde hace miles de años?
¿Qué proponen? ¿Cerrar las mineras? Deberían aclarar al menos qué hacer con los miles de desocupados que nos quedarían.
Asimismo, se refieren a las cerealeras, que es cierto que concentran la mayor parte de la exportación, pero además de ser un problema heredado, como tantísimos otros, no mencionan la política recientemente consensuada con Agricultores Federados Argentinos, miembro de la Federación Agraria Argentina, que incluye la entrega de tierras fiscales y una línea de créditos para la construcción de un puerto propio en Rosario y así poder exportar por fuera de las cerealeras. Esto es eliminación, lisa y llana, de privilegios.
Critican el supuesto otorgamiento de privilegios a Clarín, critican que el Gobierno acuse y demuestre que Clarín miente. Pónganse de acuerdo, por favor, ¿o acaso no acusan al gobierno de hegemónico? Por lo tanto el haber entregado privilegios al Grupo Clarín no estuvo tan mal, ¿no les parece? Al fin y al cabo, se le da un privilegio a un “débil”
Acusan al kirchnerismo de ensanchar la brecha de desigualdad. Mentira absoluta. El Índice de Gini y el Informe de la CEPAL, que se pueden conseguir fácilmente en Internet desmienten categóricamente la afirmación.
Y agregan a la mentira la omisión de que también la pobreza que todavía queda por solucionar en Argentina es heredada. Y no es un detalle menor, dado el nivel de pobreza existente en el país hacia el año 2003
Es muy llamativo, ya que es muy fácil comprobarlo leyendo las notas de famosos periodistas como Morales Solá, Mariano Grondona, Luis Majul, Alfredo Leuco, Pepe Eliaschev, Marcelo Bonelli, Julio Blanck, Eduardo Van der Koy, Jorge Lanata, Rosendo Fraga, o repasando los foros de las noticias de La Nación, que acusen al Gobierno de descalificador y estigmatizador, cuándo la forma de referirse por parte de todos ustedes a cualquier partidario del kirchnerismo es “ultra k”, “los k”, “los choripaneros”, el “aluvión zoológico”, “cabecitas negras” o que concurrimos a las manifestaciones o apoyamos a Cristina a “cambio de un dinero”. ¿Son todos conceptos elogiosos?
Y ni hablar de las acusaciones mediáticas de todo tipo hechas de a cientos en contra del equipo gubernamental. Como muestra, ofrezco las que hacen en el manifiesto por ustedes publicado.
Sería muy bueno que puntualizaran cuales son las trivializaciones y las bravatas para así poder debatirlas.
Cuando desde el programa  678, ya que a él se refieren, pasan el video de la Dra. Carrió diciendo: “la gente los quiere matar”, “la gente nos pide que los derroquemos”, “Kirchner va a salir a matar gente” no se está produciendo una encerrona ni obligando al silencio a nadie ni sacando de contexto nada, es lo que dijo y esas frases tienen significado por si solas.
El derecho de huelga es constitucional e inalienable. Pero si un grupo de maestros en huelga bloquean una petrolera, como pasó en la Provincia de Santa Cruz, deberían aceptar que se parece bastante a una extorsión.
La Ley Antiterrorista es una ley reclamada por el GAFI desde hace mucho tiempo,  reclamo llevado a cabo con el muy poco disimulado apoyo por parte de los medios realmente hegemónicos.
Tantas veces Clarín y La Nación a través de sus periodistas estrellas, han criticado que Argentina no cumpliera con lo reclamado por el GAFI. ¿Cómo es que lo han olvidado? ¿Cómo es que hablan de estar obligados al silencio, si en todos los medios opositores se pueden leer decenas de notas diariamente en contra del Gobierno? Basta recorrer todo lo que dijeron durante el golpe de mercado iniciado el 23 de Octubre como prueba.
Pero igualmente bienvenidos al debate. Pero a no olvidar que para debatir hay que proponer ideas y soluciones, no dedicarse solo a la acusación mediática sin fundamento. Y que a veces se puede pedir y dar revancha, que en política eso permite continuar con el debate y enaltecerlo también.


No hay comentarios:

Publicar un comentario