Entre todos somos uno

En Bloggers en Accion te queremos contar algo. Cliqueá en la imagen.

domingo, 3 de agosto de 2014

La cuestión Palestina

Desde hace  más de 2 semanas se viene desarrollando un conflicto, (¡uno más!) en la Franja de Gaza. O sea, se está llevando a cabo una nueva etapa de la solución final implementada por el sionismo israelí en contra del pueblo palestino.

 No es algo nuevo. Según me parece, el estado israelí se formó con esa premisa: toda palestina para ellos. Está a la vista que consideran que alguien esta sobrando. Esto es algo que tengo claro desde el genocidio de Sabra y Chatila, en Setiembre de 1982, llevado a cabo por falangistas cristianos en Beirut con la anuencia y ayuda del ejército israelí, complicidad que incluso llegó hasta el hecho de, previamente, repartir bolsas para cadáveres.


 Las dos divisiones israelíes que habían invadido Líbano tenían rodeados a los dos campos de refugiados y controlaban absolutamente todo: entradas, salidas y movimientos internos de los campos. Estaban en condiciones inmejorables para evitar el genocidio. Pero no lo hicieron. Y no lo hicieron, no porque hubiera terroristas en dichos campamentos, si no porque la política aplicada por el sionismo en el poder en Israel desde su fundación, es la de desaparecer de la faz de la tierra a los palestinos.
De hecho, las víctimas solo fueron ancianos, mujeres y niños.

El sionismo, y aclaro que considero que es algo que debemos entender como a una parte, extremista parte, del pueblo judío, que está en el poder es el responsable principal de la situación en Medio Oriente.

Siempre ponen  como excusa al terrorismo y su cadena de atentados. Pero nunca hablan de lo que ha hecho posible la existencia del terrorismo y que es la política de exterminio aplicada por Israel sobre el pueblo palestino. Recientemente, en CQC pude ver una nota en la que se apreciaba claramente como un grupo de militares israelíes reprimían una manifestación, absolutamente pacífica, de palestinos… en la Franja de Gaza.

Ni siquiera le reconocen al pueblo palestino, tan antiguos pobladores de la zona como los judíos mismos, el derecho a manifestarse, derecho básico de cualquier persona.

Y no hay que olvidarse de las muy serias sospechas que hay sobre lo conveniente que le resultan los atentados  terroristas al Gobierno de Israel. Por caso podemos poner los atentados a la Embajada Israelí y a la AMIA aquí en Argentina. Y no me voy a explayar sobre esos temas, ya que hay material en abundancia en internet.

Hay un hecho, creo que ya olvidado, que apoya mi teoría sobre la solución final y el espacio vital que reclama el sionismo para Israel:

“El 9 de abril de 1948, un destacamento de la organización «Irgun», comandado por Menahem Begin, invadió la aldea de Deir Yassin y asesinó a 254 civiles. El terror provocó el éxodo de decenas de miles de palestinos”.


En el link que pongo a continuación hay un relato en primera persona sobre la masacre de Deir Yasin: 


Está claro que la violencia es dueña y señora del lugar desde siempre, y ponernos a hablar de buenos y malos puede llegar a ser considerado una estupidez, pero creo que cabe una pregunta: ¿Qué hubiera pasado si el pueblo judío hubiera llegado a un consenso, sobre los territorios en disputa, con los palestinos?
Se me ocurre lo del consenso, ya que es algo muy caro a las derechas de todo el mundo… cuando no están en el poder.
Esa búsqueda de consenso jamás existió. El sionismo hizo valer todo su poderío económico y político. Está a la vista: Tienen el ejército más poderoso del Medio Oriente y del resto del mundo está también entre los primeros, incluso se rumorea de que tienen unas 200 bombas atómicas, algo nunca desmentido taxativamente por ningún gobierno israelí.

Si hay algo que ha generado respuestas violentas por parte de los palestinos, es el sionismo y su solución final aplicada a un pueblo que es también originario del lugar.

Pero estoy convencido de que ya no tiene sentido buscar el primer acto de violencia para tener un culpable, poder acusarlo ante estrados internacionales y así tal vez acceder a una solución a este mal llamado conflicto, ya que considero que es una simple y permanente masacre de un pueblo indefenso, por más que algunos  tengan cohetes con los que atacan a poblaciones israelíes. 

La diferencia de poder entre ambos contendientes es más que notoria. Creo que la solución pasa por entender quién tiene realmente el poder en Medio Oriente y en que ese poder tiene que cambiar sus políticas, por más que los bombardeen y les cometan atentados terroristas.

Si el sionismo construye hospitales, viviendas y escuelas en vez de bombardear a civiles, la reacción del pueblo palestino, sin duda, va a ser otra. Y ese cambio de actitud, sin posibilidad de debate alguno, tiene que ser llevado a cabo por el sionismo en primer lugar, ya que cuenta con todo el poder en esos territorios, tiene que terminar en la permanente solución a esa tragedia.

Por supuesto que no sé cuál sería esa solución, pero no puedo dejar de fantasear sobre el asunto, y se me ocurre que es muy simple: un territorio, dos naciones. Algo inédito, difícil, pero posible y justo.

Ambos pueblos son originarios de la misma región, y sostener que se debe entregar una parte a cada uno, es un error que va a mantener la situación tal como está ahora. Tienen que existir las dos naciones en el mismo lugar, con sus leyes, su religión e instituciones cada una,  más un organismo colegiado para tratar los problemas derivados de una situación absolutamente nueva, pero que considero como la única solución posible.

Habría que redactar las leyes que permitan llevar a cabo esta idea, pero hay juristas más que buenos desparramados por el mundo que, sin duda alguna, participarían con mucho gusto.

También quiero volver sobre algo que dije más arriba, el sionismo como algo que no debe ser confundido con judaísmo o con todo el pueblo judío. Hay, si se ponen a buscar en Google, ejemplos en abundancia de pruebas que sostienen lo que digo, ya que son muchos los judíos y judías que para nada están de acuerdo con las políticas implementadas por los genocidas sionistas.

Para justificar lo que intento proponer, está este link que hace un paneo sobre la historia de la región:


Es, además, una vieja política del sionismo acusar de antisemita o de nazi a quienes  rechazamos el genocidio palestino, por lo tanto, si no existe la diferenciación entre antisemita y antisionista debemos crearla urgentemente.

Como aporte, digo que el antisemita es el que, como ya sabemos, odia al judío, al cuál acusa de todos los males pasados, actuales y futuros que el mundo pueda tener, el que niega o justifica el Holocausto  y el antisionismo es el oponerse a todas las políticas belicistas y genocidas aplicadas por los distintos gobiernos de Israel, desde antes incluso de su fundación, hasta la actualidad.


Esto es sionismo:




En el blog del Pájaro Salinas se puede ver más sionismo:


No hay comentarios:

Publicar un comentario